• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Muerieron 12 escoltas de un equipo de vacunación en una emboscada en Pakistán

El ataque duró una hora y cuando los equipos de rescate llegaron al lugar del suceso los hombres armados también les atacaron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Milicianos mataron a 12 miembros de una escolta de seguridad de un equipo de vacunación contra la polio en el noroeste de Pakistán el sábado, detonando una bomba junto a un camino antes de abrir fuego contra su convoy, según un funcionario.

El ataque duró una hora y cuando los equipos de rescate llegaron al lugar del suceso los hombres armados también les atacaron, según Khan Faraz, un funcionario en la zona de Jamrud de Jyber, una región tribal fronteriza con Afganistán.

Alrededor de una docena de heridos fueron trasladados al hospital, pero otros fallecieron en la carretera esperando que llegase la ayuda, dijo.

Otro responsable, el asistente político Jehangir Azam, dijo que todas las víctimas eran miembros de milicias locales reclutadas por el Gobierno. Aportan servicios de seguridad a trabajadores sanitarios.

Los equipos de vacunación de la polio son atacados con frecuencia, igual que las fuerzas gubernamentales. Un portavoz de UNICEF dijo que no estaba claro quién era el objetivo del ataque esta vez.

Algunos líderes religiosos han calificado la millonaria campaña de vacunación como una tapadera para el espionaje o una trama para esterilizar en secreto a niños musulmanes.

Pakistán es uno de los tres últimos países del mundo donde la polio sigue siendo una enfermedad endémica y es el único de los tres cuyos casos están aumentando. La enfermedad puede matar o dejar paralizada a una persona en horas.

En otro incidente en la provincia occidental de Baluchistán, una bomba en un camino mató a tres miembros de una fuerza paramilitar gubernamental, a unos 230 kilómetros al suroeste de la capital provincial, Quetta.

Poco después, el grupo paramilitar Frontier Corps anunció que había matado a diez hombres en Sui, a 300 kilómetros al sureste de Quetta. El Frontier Corps dijo que estaban desarrollando una operación para buscar milicianos que habían colocado bombas en gaseoductos.

Baluchistán, provincia rica en minerales pero extremadamente pobre, sufre una sangrienta insurgencia separatista, y en sus tierras hay grupos milicianos, señores de la droga y escuadrones de la muerte respaldados por el Gobierno.