• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mueren 12 policías y 70 talibanes en un ataque a un convoy en Afganistán

El ataque talibán tuvo lugar ayer en el distrito de Bakwa y en él también fueron destruidos cinco vehículos policiales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

12 policías y 70 talibanes murieron en un ataque de la insurgencia a un convoy policial en la provincia occidental afgana de Farah, donde resultaron heridos además 22 agentes, informaron hoy fuentes policiales.

El ataque talibán tuvo lugar ayer en el distrito de Bakwa y en él también fueron destruidos cinco vehículos policiales, según afirmó a la agencia local AIP Abdul Hamid, un comandante de la Policía de la vecina provincia de Herat.

Otro comandante de la Policía afgana, Faridulá Farahi, que estaba al mando del convoy atacado, aseguró al mismo medio que la emboscada fue perpetrada por unos 200 talibanes, y aunque aseguró que murieron 70, no dio detalles sobre el número de insurgentes heridos.

Un portavoz de los talibanes, Mohamed Yusuf Ahmadi, confirmó a AIP la autoría del ataque, y aunque elevó el número de policías muertos a 15, redujo el de heridos a ocho, y aseguró que entre sus filas sólo habían resultado heridos tres insurgentes.

A comienzos de este mes, unos combates de proporciones similares en la provincia oriental afgana de Nagarghar causaron la muerte de 76 talibanes y de 22 policías.

Esas bajas entre los miembros del cuerpo policial del país asiático pasan a engrosar la larga lista de policías fallecidos en Afganistán, donde de abril a agosto murieron 2.748, según los datos revelados recientemente por el Ministerio del Interior afgano.

El conflicto afgano se halla en uno de sus momentos más sangrientos casi doce años después de la invasión de EE UU que propició la caída del régimen talibán.

Las tropas de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) concluirán el año que viene su retirada del país, al que le aguarda un futuro incierto más allá de 2014.

De acuerdo con analistas consultados por Efe, esa retirada internacional es la causa del aumento de civiles y policías fallecidos en Afganistán, que contrasta con la disminución de las bajas entre los soldados de la OTAN.

En los seis primeros meses de 2013 murieron 95 soldados de la ISAF, el número más bajo desde 2006, cuando perdieron la vida 75 militares en el mismo período, conforme al portal independiente iCasualties.