• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mueren once personas en diferentes hechos violento en el oriente de Honduras

El ministro de Seguridad dijo que las investigaciones  iniciaron y que mañana será enviado un contingente especial a Olancho "para poner orden"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos once personas fueron asesinadas este sábado en tres hechos violentos en el departamento de Olancho, en el oriente de Honduras, informó el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, quien además anunció que se impondrá el orden en esa zona.

"Vamos a imponer el orden en Olancho, no se puede permitir que esas situaciones se sigan incrementando", expresó Bonilla a periodistas al referirse a la sangrienta noche del sábado, cuando ocho jóvenes fueron asesinados contiguo a un pequeño campo de fútbol, mientras que otros tres en dos hechos distintos.

El crimen de los ocho jóvenes con armas de fuego se registró en el barrio La Trinidad, de la ciudad de Catacamas, unos 224 kilómetros al este de Tegucigalpa.

Los jóvenes departían a un costado de la cancha de fútbol cuando personas no identificadas que se transportaban en un vehículo les dispararon, indicó el jefe de la Policía en el sector de Catacamas, Ely Merlo.

Agregó que otros dos hombres fueron asesinados en Santa María del Real y uno más en la aldea Fapilotepe, jurisdicción de Juticalpa, cabecera departamental de Olancho.

Juticalpa, Catacamas, San Esteban y Santa María del Real son algunas de las regiones más violentas de Olancho, donde, según pobladores, opera el narcotráfico y con frecuencia se registran crímenes múltiples, de los que algunos no trascienden porque los periodistas están amenazados de muerte.

El ministro de Seguridad dijo que las investigaciones de las once muertes iniciaron anoche mismo y que mañana será enviado un contingente especial a Olancho "para poner orden".

Agregó que no se puede seguir permitiendo tanta violencia en Olancho que "tiene que ver con asuntos políticos, de (negocio de) madera, narcotráfico y pleitos familiares".

El alto funcionario también lamentó que la ley en Honduras permita que cada ciudadano pueda tener permiso para poseer cinco armas de fuego, lo que contribuye a la ola de violencia que vive el país, que en 2011 registró 92 homicidios por cada 100.000 habitantes, según un reciente informe de las Naciones Unidas.

"La paz y el orden tiene que restablecerse en el departamento de Olancho", enfatizó Bonilla.

El pasado jueves fue asesinado en San Esteban el ganadero y político del gobernante Partido Nacional, Rigoberto Méndez (de 60 años), quien era padre de la viceministra de Riesgos Poblacionales de la Secretaría de Salud, Mirna Paz.