• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Movilizan a cientos de familias de Iowa para recibir a menores indocumentados

Un día después de las declaraciones del gobernador, la Fundación Eychaner inició la campaña con la meta de encontrar a la suficiente cantidad de familias y organizaciones que ayuden a proveer ayuda para los menores centroamericanos indocumentados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ante la negativa del gobernador de Iowa, Terry Branstad, de recibir a menores centroamericanos, la Fundación Eychaner inició la campaña "1.000 niños para Iowa" que en apenas 10 días ya movilizó a más de 600 familias dispuestas a recibir a esos jóvenes.

"Nos entristecimos cuando el pasado 14 de julio escuchamos al gobernador de Iowa anunciar que los niños refugiados de América Central no serían aceptados en Iowa", dijo a Efe la directora de programas de la Fundación Eychaner, Jessica Brackett.

"No creemos que esa postura represente las opiniones de la gran mayoría de los residentes en Iowa y sentimos que teníamos la obligación de desafiar la suposición de que así fuera", agregó.

Por eso, un día después de las declaraciones del gobernador, la Fundación Eychaner inició la campaña con la meta de encontrar a la suficiente cantidad de familias y organizaciones que ayuden a proveer ayuda para los menores centroamericanos indocumentados.

Tras diez días "la respuesta ha sido abrumadora", dijo Brackett, que puntualizó que "ya se han recibido más de 600 ofertas de ayuda para los refugiados que eventualmente lleguen a Iowa".

Aseguró que su "tarea no se conecta con ninguno de los niños que ya llegaron a Iowa", y apuntó que si en la primera semana recibieron 139 ofertas para alojar niños, esa cifra se elevó a "153 hogares voluntarios que pueden aceptar hasta 179 niños".

"Los primeros resultados de la campaña son asombrosos y nos permiten vislumbrar los muchos éxitos que nos esperan", aseveró.

Pero ese optimismo se enfrenta con la realidad de cierta confusión sobre la situación de los cerca de 57.000 menores indocumentados que entraron al país por la frontera sur.

Por ejemplo, según Brackett, un mal entendido común es creer que el bienestar de esos menores es algo que le compete sólo al Gobierno federal y que, por eso mismo, esos menores no serán trasladados a estados alejados de la frontera o no se les permitirá vivir en casas particulares.

Y además, como lo expresó esta semana el concejo municipal de Davenport, en Iowa, se cree que los "niños" son en realidad jóvenes pandilleros.

"Esos niños necesitan encontrar un lugar seguro para vivir hasta que se resuelva el problema geopolítico", dijo Brackett, que apuntó que esta campaña está generando interés en otros estados para lanzar iniciativas similares.

Por su parte, el fundador de esta fundación, Rich Eychaner, pidió a los niños que, al crecer, "vivan una buena vida, aprecien los dones que han recibido y sean tan generosos como puedan para ayudar a otros, porque todos estamos interconectados".

En total, 30.340 menores indocumentados ya fueron entregados durante la primera mitad del año a "patrocinadores" que residen en varios estados, según estadísticas de la Oficina de Reubicación de Refugiados. Texas (4.100 menores), Nueva York (3.300), Florida (3.181) y California (3.150) son los estados que más niños recibieron en este periodo.