• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Moscú defendió pruebas sobre uso de armas químicas por rebeldes sirios

Rebeldes sirios | AP

Rebeldes sirios | AP

El ministro de Exteriores de Rusia destacó que el método de obtención de las pruebas por parte de Rusia difiere en gran medida del utilizado por las potencias occidentales, como EE UU, Francia y el Reino Unido, a la hora de acusar al régimen sirio de utilizar armas químicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, defendió hoy la autenticidad de las pruebas sobre el uso de armas químicas por los rebeldes sirios que el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, presentó la víspera en Nueva York.

"He escuchado las reacciones de los representantes de EE UU sobre que no están seguros de la exactitud de nuestras conclusiones. Podemos garantizar que las pruebas fueron recabadas por expertos que no las soltaron en ningún momento hasta que fueron trasladadas a un laboratorio", dijo Lavrov, citado por las agencias locales.

Lavrov destacó que el método de obtención de las pruebas por parte de Rusia difiere en gran medida del utilizado por las potencias occidentales (Estados Unidos, Francia y el Reino Unido) a la hora de acusar al régimen sirio de utilizar armas químicas.

Rusia entregó a la ONU "más de 80 páginas de documentos con fotografías y datos que indicaban exactamente las coordenadas geográficas del hallazgo, los procedimientos utilizados y sus resultados", resaltó en rueda de prensa.

En cambio, agregó, las pruebas occidentales "no indicaban ni el lugar ni la hora. Las pruebas pasaron de mano en mano y parte de ellas, según nuestros socios occidentales, fueron obtenidas por periodistas", dijo Lavrov.

"Las aseveraciones realizadas por EE UU y nuestros socios franceses y británicos sobre el uso de armas químicas por parte del régimen sirio no contaban con ese conjunto de pruebas", indicó.

Y alertó sobre el hecho de que las personas que recogieron las pruebas occidentales no fueron las mismas que realizaron a la postre los análisis en el laboratorio.

"Esto no se corresponde con los estándares que rigen las organizaciones que prohíben las armas químicas. Nuestra investigación fue realizada en estricta consonancia con esas normas", insistió.

Lavrov también criticó los intentos de aprovechar el asunto de las armas químicas para sacar réditos geopolíticos o realizar maniobras diplomáticas en Siria, escenario desde hace más de dos años de un cruento conflicto.

El embajador ruso ante la ONU aseguró anoche que "hay razones suficientes para creer que fue la oposición la que usó" gas sarín en un ataque lanzado en marzo pasado en la provincia septentrional siria de Alepo.

Durante su intervención, Churkin precisó que el ataque investigado por su país tuvo lugar el pasado 19 de marzo en la población de Jan al Asal, en la provincia de Alepo, que fue bombardeada con un misil que incluía material químico y causó 26 muertos.

Mientras, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró hoy que EE UU duda seriamente "de que las armas químicas hayan estado fuera de la esfera de control del Gobierno sirio".

EE UU, añadió, aún espera ver "alguna evidencia que respalde la afirmación de que alguien aparte del Gobierno sirio ha tenido la capacidad o ha usado armas químicas".

Hasta ahora la Casa Blanca ha dado por probado el uso de armas químicas por parte del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, lo que motivó su decisión de comenzar a dar asistencia militar a los rebeldes.