• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Morales confía en que demanda en La Haya permitirá a Bolivia volver al mar

Evo Morales, este miércoles en la sede de Naciones Unidas / AFP

Evo Morales / AFP

La decisión del mandatario de recurrir a la CIJ ha sido respaldada por cinco ex presidentes bolivianos, tras más de un siglo de negociaciones y diálogos infructuosos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy su confianza en que la demanda presentada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya contra Chile permitirá recuperar la salida al mar perdida hace 134 años en una guerra.

El gobernante defendió en una breve declaración a los medios en el Palacio de Gobierno que su país tiene derecho a "volver al mar con soberanía" y destacó que tiene "mucha confianza" en las gestiones jurídicas iniciadas en el tribunal internacional.

Una delegación encabezada por el ministro de Exteriores, David Choquehuanca, y el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, junto a otras autoridades bolivianas, fue la encargada de presentar la demanda, en cuya preparación se han invertido dos años.

El documento solicita a la CIJ que "falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al océano Pacífico", según un comunicado del Gobierno boliviano.

Tropas chilenas ocuparon en 1879 la costa boliviana lo que provocó una guerra con Bolivia y Perú, que también perdió territorios y tiene una demanda en la CIJ contra Chile por los límites marítimos.

A Bolivia, la guerra del Pacífico (1879-1883) le costó 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de superficie.

La decisión de Morales de recurrir a la CIJ ha sido respaldada por cinco ex presidentes bolivianos, tras más de un siglo de negociaciones y diálogos infructuosos que, según el Gobierno, demuestran que Chile nunca encaró las negociaciones de buena fe.

En la práctica, según analistas consultados hoy por Efe, con la demanda presentada ante La Haya, Bolivia busca que Chile se siente otra vez a negociar pero con la obligación de alcanzar resultados, sobre la base de unos compromisos realizados en el diálogo.

La demanda boliviana no se basa en el Tratado de Paz y Amistad de 1904 que fijó sus límites con Chile tras la guerra, según precisó este miércoles el Gobierno a través de un comunicado.

Aún así, según el analista de temas internacionales Gustavo Aliaga, a lo único que podría llegar la Corte de La Haya es a recomendar a Bolivia y Chile un proceso de negociación y conciliación en firme.

"Vamos a llegar bajo el paraguas del Pacto de Bogotá al proceso de negociación y de solución de controversias. Técnicamente estamos dando una vuelta entera para llegar al mismo punto que es sentarnos en la mesa", opinó Aliaga.

Precisó asimismo que este pleito es diferente al que Perú planteó contra Chile ante este mismo tribunal y cuya sentencia se espera en breve.

La presentación de la demanda fue apoyada este miércoles por diversos sectores en Bolivia.

En el Parlamento, opositores y oficialistas instaron a unirse en torno a la demanda y a no politizar el tema, "sino tratar de llevarlo adelante como parte de una política estructural del Estado", según declaró a Efe la senadora opositora Centa Reck.

El presidente de la Cámara Nacional de Industria, Mario Yaffar, declaró que "todo el sector privado y empresarial está al lado del Gobierno apoyando en todo sentido la presentación de la demanda", según la agencia estatal ABI.

El gerente del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo a Efe que espera que el vínculo comercial no sufra algún efecto en el nuevo escenario porque Chile está camino de ser la primera economía desarrollada de Suramérica, con la que Bolivia debe preservar las mejores relaciones.

El valor de las exportaciones bolivianas a Chile ha crecido poco a poco aunque el saldo comercial sigue siendo deficitario.

En 2012, la balanza fue negativa para Bolivia en 180 millones de dólares, porque este país exportó al mercado chileno un valor de 199 millones de dólares, pero hizo importaciones por 379 millones.