• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Morales anunció que se reunirá con Rousseff en septiembre

Evo Morales,, presidente de Bolivia, a su llegada a Montevideo

Evo Morales, presidente de Bolivia, a su llegada a Montevideo

"Hay temas pendientes entre los países. La presidenta (Rousseff) nos ha planteado a mediados de septiembre hacer una reunión bilateral que se va a realizar en la ciudad de Brasilia, capital de Brasil, para retomar otros temas de inversión, cooperación, créditos", señaló el mandatario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy que se reunirá con su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, en Brasilia en septiembre próximo para tratar diversos temas pendientes en la agenda de ambos países.

Ambos mandatarios acordaron esa reunión en el encuentro que tuvieron ayer en Surinam, durante la VII Cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), dijo Morales en declaraciones a los medios en La Paz.

"Hay temas pendientes entre los países. La presidenta (Rousseff) nos ha planteado a mediados de septiembre hacer una reunión bilateral que se va a realizar en la ciudad de Brasilia, capital de Brasil, para retomar otros temas de inversión, cooperación, créditos", señaló el mandatario boliviano.

Resaltó que "siempre" hubo una buena relación entre ambos países, desde la gestión del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva y ahora también con Dilma Rousseff y aseguró que ambos han sido "solidarios con Bolivia".

La relación con Brasil es importante para Bolivia porque en ese país viven casi un millón de bolivianos, pero sobretodo porque es el principal cliente de su producción de gas natural.

La cooperación brasileña al país andino, con el que comparte una frontera de 3.500 kilómetros, es intensa sobre todo en asuntos de defensa, seguridad y en la lucha contra el narcotráfico.

La salida de Bolivia a Brasil del senador opositor Roger Pinto hace una semana sin el respectivo salvoconducto y con el apoyo de responsables de la Embajada brasileña en La Paz causó una crisis diplomática entre ambos países y desembocó en la dimisión del ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota.

Morales dio hoy por superado el problema, tras haber conversado al respecto con Rousseff en Surinam.