• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Morales: Sancionaremos a quienes usen dinamita en las protestas

El presidente de Bolivia, Evo Morales / EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales / EFE

El presidente de Bolivia cree que le dan un uso indebido al explosivo, al que definió como "un instrumento de trabajo para extraer el mineral. No es para acabar con la vida"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy una norma para sancionar a quienes usen dinamita en manifestaciones como la del martes pasado en La Paz, donde un grupo de mineros lanzó varias cargas contra una sede sindical rival provocando la muerte de una persona y heridas a otras nueve.

"Mediante una norma vamos a prohibir y vamos a sancionar a quien use dinamita en las ciudades en manifestaciones", dijo Morales en un discurso en la región central de Cochabamba.

"La dinamita es un instrumento de trabajo, un producto de trabajo para extraer el mineral. La dinamita no es para acabar con la vida y lamentablemente creo que están dando mal uso a la dinamita y eso está haciendo daño", agregó el mandatario boliviano.

La Organización de Naciones Unidas deploró el uso de los explosivos en la manifestación realizada al mediodía del martes en una avenida céntrica de La Paz poniendo en peligro no solo a los mineros, sino también a niños que salían de las escuelas.

El representante del alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Bolivia, Denis Racicot, dijo que este es el único país donde los manifestantes usan "elementos letales" y pidió que se proscriba y sancione la práctica de usar explosivos.

Los mineros bolivianos no solo tienen la costumbre de usar dinamita en sus manifestaciones, sino que la usan para enfrentarse entre ellos cuando se disputan un yacimiento o contra los policías cuando tienen conflictos, provocando muertos y heridos.

La manifestación del martes fue protagonizada por miles de mineros de cooperativas privadas que reclaman a Morales que cumpla con un decreto que les transfiere una rica veta en la mina Colquiri, 250 kilómetros al sur de La Paz, lo que rechazan de plano los mineros del Estado, cuya sede sindical fue atacada ese día.