• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Monti vio riesgos de aislamiento de Italia en la crisis diplomática con India

Mario Monti habló sobre la actualidad de Italia / EFE

Mario Monti / EFE

Según el primer ministro, lo que no hizo Terzi fue mostrar su desacuerdo con la última decisión tomada de modo "colegiado" por el Gobierno, un rechazo que ni siquiera le manifestó horas antes de anunciar su dimisión en el Parlamento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro en funciones de Italia, Mario Monti, aseguró hoy que su Gobierno permitió el regreso a la India de los dos militares italianos procesados por la Justicia india porque veía riesgos "serios y objetivos" de que el país quedara aislado internacionalmente.

En una comparecencia en la Cámara de los Diputados, en la que fue increpado e interrumpido en varias ocasiones por gritos de algunos de los presentes, Monti dio cuenta de la gestión de su Gobierno en la crisis diplomática con India y dejó caer que el hasta ayer ministro de Exteriores, Giulio Terzi, no ha dicho los verdaderos motivos de su dimisión.

"Había riesgos serios y objetivos de que Italia se encontrara aislada en el plano internacional, ante una grave crisis con la India", afirmó el primer ministro en funciones, quien hoy además asumió la cartera de Exteriores de modo interino tras la dimisión ayer de Terzi por su desacuerdo con el Gobierno en este asunto.

El jefe del Gobierno tecnócrata explicó que la decisión tomada el pasado 21 de marzo, también por Terzi, de permitir la vuelta a la India de sus militares llegó después de que se hubiera recibido el compromiso por parte de las autoridades indias de que garantizarían su "estatus y dignidad".

"Se garantizó que quedara excluida la posibilidad de una pena de muerte, así como otros compromisos que entraban dentro de la estrategia de apertura de diálogo y que se consideraban necesarios", agregó Monti, quien citó el inicio de un arbitraje internacional.

El jefe del Gobierno dijo que esos fueron los motivos que llevaron a su Gobierno a cambiar de opinión diez días después de anunciar que los militares, acusados de matar a dos pescadores indios a los que supuestamente confundieron con piratas, no regresarían al término del permiso concedido para votar en Italia.

"La decisión se tomó para permitir que quedara todo en el ámbito de una controversia puntual entre dos países, evitando que pudiera hacerse duradera. Con la prudencia que tiene que acompañar cualquier valoración, querría destacar lo que hemos conseguido en estos días: hemos reiniciado un diálogo político, en defensa de nuestros compatriotas y empresas presentes en la India", agregó.

Monti, quien negó que existiera ningún tipo "de acuerdo o de intercambio secreto" con Nueva Delhi a cambio de devolver a sus militares, tuvo también unas duras palabras hacia Terzi, quien ayer anunció su dimisión de modo inesperado en el Parlamento.

"Me he quedado estupefacto por lo que el ya exministro ha hecho y por lo que no ha hecho en conexión con su dimisión. Lo que hizo fue darla a conocer aquí, sin informar previamente ni al jefe del Estado ni al presidente del Gobierno", comentó.

Según el primer ministro, lo que no hizo Terzi fue mostrar su desacuerdo con la última decisión tomada de modo "colegiado" por el Gobierno, un rechazo que ni siquiera le manifestó horas antes de anunciar su dimisión en el Parlamento.

"Tengo razones para pensar que su objetivo no era el de intentar cambiar una decisión, sino que fuera algo más externo, es decir, conseguir otros resultados que quizá en los próximos tiempos se harán más evidentes", aseguró Monti.

Según algunos medios de comunicación italianos, el partido del ex primer ministro Silvio Berlusconi ha podido mediar para que Terzi dimitiera prometiéndole algún tipo de cargo en un futuro y empañando así los últimos días de Gobierno de Monti, cuyo nombre sonaba como posible ministro para un próximo Ejecutivo de Pier Luigi Bersani.