• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mitt Romney declara su interés por aspirar de nuevo a la Casa Blanca

El exgobernador de Massachussetts Mitt Romney | EFE

El exgobernador de Massachussetts Mitt Romney | EFE

De confirmar sus intenciones, el de 2016 sería el tercer intento de Romney por la presidencia, después de salir derrotado en las primarias de su partido en 2008 y perder frente al actual presidente Barack Obama cuatro años más tarde

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El exgobernador de Massachussetts Mitt Romney declaró este viernes su interés por aspirar de nuevo a la Casa Blanca en 2016, después de que hace tan sólo un año negara en rotundo esa posibilidad.

"Todo el mundo aquí presente puede ir a contarle a sus amigos que estoy considerando presentarme", dijo el que fuera candidato republicano en 2012 a un reducido grupo de donantes en un acto privado en Nueva York, según informan medios locales.

De confirmar sus intenciones, el de 2016 sería el tercer intento de Romney por la presidencia, después de salir derrotado en las primarias de su partido en 2008 y perder frente al actual presidente Barack Obama cuatro años más tarde.

"Quiero ser presidente", dijo a los donantes, para explicar después que su mujer, Ann, ha cambiado de opinión sobre su potencial candidatura: en otoño se oponía rotundamente y ahora le anima a presentarse.

Una de las causas que podrían haber precipitado el anuncio de Romney es la significativa declaración de intenciones que el pasado mes hizo uno de sus principales potenciales oponentes internos, Jeb Bush.

El exgobernador de Florida e hijo y hermano de expresidentes anunció en las redes sociales que "estudia activamente la posibilidad de competir por la Presidencia".

Tras ese anuncio, sus siguientes pasos no han hecho sino confirmar que su intención es firme: ha lanzado un grupo de acción política (PAC) y ha renunciado a todos sus puestos en consejos de administración de empresas para evitar conflictos de interés.

Romney y Bush son dos potenciales candidatos con el respaldo del aparato del partido, que batallará con las bases -decisivas en las primarias- para elegir a un candidato moderado alejado de las tesis más radicales de los ultraconservadores del Tea Party.