• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Miss Latinoamérica Trans reivindica derecho a trabajo digno de transexuales

"Me pasó muchas veces. Buscar empleo como vendedora de ropa en una tienda y que me miren mal o ni me reciban", admitió la ganadora del certamen celebrado en la noche del miércoles en la ciudad de La Plata

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Recién coronada como la primera Miss Latinoamérica Trans, la argentina Sofía Serrano, de 27 años, reivindicó el acceso a un trabajo digno para los integrantes de la comunidad transexual al considerar que es un derecho que todavía no han logrado conquistar.

Entrevistada por Efe, Serrano, originaria de la norteña provincia de Santiago del Estero, aseguró haberse sentido discriminada con frecuencia a la hora de buscar trabajo.

"Me pasó muchas veces. Buscar empleo como vendedora de ropa en una tienda y que me miren mal o ni me reciban", admitió la ganadora del certamen celebrado en la noche del miércoles en la ciudad de La Plata, 60 kilómetros al sur de Buenos Aires.

"Me gustaría tener un trabajo como toda mujer, de lo que sea, sin salir a la calle, ya no lo hago", agregó la santiagueña, que se trasladó hace seis años a Buenos Aires y ahora cursa estudios de diseño.

Con una larga y oscura melena y un atrevido vestido magenta, la la argentina recibió de manos del jurado la corona que la consagra como Miss Latinoamerica Trans.

"Estoy muy emocionada y muy feliz", dijo la ganadora tras imponerse a otras trece concursantes, procedentes de Brasil, Venezuela, Chile, Panamá, Perú, República Dominicana y Ecuador, que desfilaron en bañador, vestido de noche y traje típico.

"Ahora soy una verdadera reina", agregó risueña y explicó que hace dos años se sometió a una operación de reasignación de sexo y con su nuevo cuerpo se sintió "liberada".

El jurado del concurso reconoció la "buena presencia" de Serrano, pero la balanza se decantó tras escuchar su reivindicación de trabajo digno, ya que a diferencia de los certámenes de belleza tradicionales, este tenía como principal objetivo la promoción y defensa de los derechos de la comunidad transexual.

La Ley de matrimonio igualitario, que legaliza los enlaces entre personas del mismo sexo, y la Ley de identidad de género, que permite cambiar el género y el nombre en documentos oficiales sin un trámite judicial previo, han ampliado los derechos del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) en Argentina en los últimos años.

La organizadora del certamen, la peruana Claudia Vásquez Haro, se mostró satisfecha por los avances y recordó como en su infancia realizaban concursos de belleza en los que "todo era postizo" y salían "corriendo como locas por los policías", ya que los organizaban en lugares clandestinos.

Aún así, Vásquez Haro admitió a Efe que el cambio cultural no es tan rápido como quisiera, porque existe poca integración entre las transexuales y su imagen continúa en muchos casos "asociada a delincuencia, a la prostitución, a lo monstruoso...".

Como ejemplo, citó la actitud del dueño del Teatro Bar de La Plata, donde se realizó el concurso, que tuvo cierto recelo a contratar el espacio para el certamen hasta el último momento, pero después les dijo que se había quedado sin palabras y las felicitó.

Sonia Serrano compartió el podio con la ecuatoriana Naomi Estefania Lozano, quien se llevó además la banda de Miss Integración, y con la venezolana Brenda Vargas, que quedó en tercer lugar.

Además, el concurso premió a la brasileña Leslysil Suiza como Miss Fotogenia y la panameña Macedo Panduro se llevó el premio al mejor traje típico.