• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Misión de la OTAN abandona Afganistán cuando está sumido en la violencia

La OTAN mantendrá alrededor de 4.000 soldados en tareas de asesoramiento | Foto: EFE

La OTAN mantendrá alrededor de 4.000 soldados en tareas de asesoramiento | Foto: EFE

Analistas consideran que la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad no cumplió sus propósitos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La OTAN bajó el telón de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán, con una despedida austera y entre críticas por 13 años de presencia militar foránea en un país que se desangra día a día por la violencia.

La ISAF (por sus siglas en inglés), pensada como un contingente multinacional bajo una dirección semestral por países y convertida en misión de la OTAN desde 2003, se va en un momento en que la actividad de los talibanes se encuentra en pleno auge.

Aunque técnicamente la OTAN continuará en el país pues mantendrá a alrededor de 4.000 soldados junto a 10.800 funcionarios de Estados Unidos en tareas de asesoramiento y capacitación, la guerra ha terminado, dijo el presidente Barack Obama.

El mandatario afirmó que el conflicto más largo de la historia de Estados Unidos finalizó de manera responsable, aunque reconoció que el país asiático sigue siendo un lugar peligroso.

El balance de la misión es muy diferente según el enfoque. Abdul Ghafoor, director del Centro de Estudios Regionales de Afganistán, cree que desde el punto de vista de la OTAN finaliza como un éxito, pero desde una perspectiva afgana no lo es.

“La paz, la estabilidad y la seguridad no se han mantenido durante los últimos trece años, la infraestructuras económicas no se han rehabilitado y, en general, Afganistán no ha visto un progreso constante”, dijo Ghafoor.

Las operaciones militares en casas y los daños colaterales también fueron minando la reputación de la ISAF y fueron alimentando la antipatía entre una población afgana a la que las denuncias de corrupción no le fueron indiferentes.

“La misión fue un gran revés para los afganos, ha debilitado la moral de la población, ha destruido la capacidad del Ejército y, en general, ha desarmado al país”, indicó el general (r) y analista Abdul Wahid Taqat.

Para este militar retirado afgano, la misión de la OTAN ha fracasado en los propósitos para los que fue creada: la eliminación de cultivos de amapola, la represión de Al Qaeda y otros grupos terroristas y, sobre todo, el equipamiento de las tropas afganas.

Para el general (r) Amrulla Aman, la situación actual se resume en que “en 2005 podías tomar un autobús y viajar de Kabul a Herat (oeste) sin preocupaciones por la seguridad y ahora ni siquiera puedes tomar uno para ir de una esquina a otra de la ciudad”.

Matiullah Kharoti, profesor de la Universidad de Kabul, indicó que parte del fracaso de la ISAF se explica en la prisa con que fue creada, pero considera que la OTAN tiene por delante una misión mucho más importante porque el equipamiento de la Fuerza Armada de Afganistán es fundamental para evitar el colapso del gobierno.