• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Misión de la ONU visitará zona de supuesto ataque químico cerca de Damasco

El equipo, encabezado por el sueco Ake Sellström, ya estudia si se emplearon armas químicas en tres diferentes ubicaciones en Siria, aunque la ONU ha recibido hasta catorce informes de su posible uso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La misión de la ONU tiene previsto visitar hoy la zona de las afueras de Damasco donde la oposición siria denunció el miércoles pasado la muerte de más de mil personas por un supuesto ataque químico del régimen.

Los investigadores abandonaron hoy el hotel de la capital donde se hospedan, informó una fuente de la ONU en Damasco, que dijo desconocer el lugar exacto hacia el que se dirigen.

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores anunció ayer que han autorizado a los expertos de la ONU que se encuentran en el país a visitar la zona de Guta Oriental.

El equipo, encabezado por el sueco Ake Sellström, ya estudia si se emplearon armas químicas en tres diferentes ubicaciones en Siria, aunque la ONU ha recibido hasta catorce informes de su posible uso.

Las autoridades sirias han negado el uso de armamento químico en Guta, donde la semana pasada lanzaron una gran ofensiva contra los rebeldes, a quienes acusan de utilizar ese tipo de armas en recientes combates en el suburbio damasceno de Yobar.

El presidente de Siria, Bachar al Asad, calificó de "insulto al sentido común" las declaraciones de quienes acusan a su Gobierno de emplear armas químicas en su lucha contra la oposición armada.

"Es un sinsentido: primero lanzan las acusaciones y sólo después buscan pruebas", dijo Al Asad en una entrevista publicada hoy por el periódico ruso "Izvestia".

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) apuntó el sábado pasado la muerte de 355 personas con síntomas neurotóxicos en la periferia sur de Damasco, sin valorar quién fue el autor de la matanza.

Por su parte, el Observatorio de Sirio de Derechos Humanos rebajó la cifra de fallecidos en ese supuesto ataque a 322 personas.

Entretanto, la comunidad internacional debate qué medidas adoptar contra Siria, pese a que Damasco ha advertido de las "graves repercusiones" para la región que tendría cualquier intervención extranjera en Siria