• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Misión de EE UU en Cuba se convertirá en nueva embajada

"¡Gran noticia para el mundo, Cuba y Estados Unidos reestablecen relaciones interrumpidas hace más de 50 años!, dice @Mario_Ecuador  |Foto vía @Mario_Ecuador

"¡Gran noticia para el mundo, Cuba y Estados Unidos reestablecen relaciones interrumpidas hace más de 50 años!, dice @Mario_Ecuador |Foto vía @Mario_Ecuador

Washington espera incrementar su personal en La Habana y solicitará que los diplomáticos viajen sin permisos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Medio siglo después de que Washington rompió relaciones con Cuba, la misión de siete pisos de Estados Unidos se yergue sobre el bulevar marítimo del Malecón en La Habana como la representación diplomática más grande en el país.

La reluciente Sección de Intereses de Estados Unidos se convertirá en una presencia aún más importante en Cuba tras el anuncio del restablecimiento de las relaciones entre ambos países, lo que transformaría el complejo en una embajada que refleje la intención del gobierno del presidente Barack Obama de lograr nueva influencia en la isla.

Roberta Jacobson, secretaria de Estado adjunta para asuntos del hemisferio occidental, será en enero la funcionaria de mayor jerarquía del gobierno estadounidense en visitar Cuba en varias décadas. Las conversaciones sobre migración que llevará a cabo y que ahora estarán enfocadas en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas plenas, abarcarán el incremento de personal en las secciones de intereses de ambos países y permitir que los diplomáticos viajen fuera de sus capitales respectivas sin tener que solicitar permiso.

Las autoridades dijeron que Washington espera incrementar su personal en La Habana, que en la actualidad es de 50 estadounidenses y 300 cubanos.

Un acuerdo también relajaría o desecharía normas que requieren que los diplomáticos estadounidenses canalicen todas sus solicitudes a través del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba; los diplomáticos podrían tratar directamente con al menos algunas otras ramas del gobierno.

Como parte de la reapertura de la embajada se están tomando medidas simbólicas tales como izar la bandera estadounidense en el Malecón.

“Abrir una embajada es un gesto simbólico, pero los símbolos son verdaderamente importantes”, dijo por teléfono John Caulfield, que fue jefe de la Sección de Intereses de 2011 a 2014, desde Jacksonville, Florida, donde se jubiló.

“Este es un símbolo bastante potente por parte de nuestro presidente de que queremos tener una relación más normal con Cuba a pesar de que tenemos diferencias evidentes'”, añadió.

El edificio abrió sus puertas como embajada por primera vez en 1953, el mismo año en que Fidel Castro lanzó un ataque malogrado a un cuartel, el cual se considera el inicio de la Revolución Cubana. Desde entonces, la sede ha sido motivo de conflicto, y sus décadas de estatus híbrido reflejan la disfuncional relación entre ambos países.




RECUADRO

Canadá apoya ingreso 


Luego de la reconciliación entre Washington y La Habana, el gobierno de Canadá está dispuesto a apoyar que Cuba se una al proceso de la Cumbre de las Américas, cuya próxima reunión será en abril en Ciudad de Panamá.

Jason MacDonald, actual portavoz del primer ministro de Canadá, Stephen Harper, señaló: "Como Estados Unidos, estamos preparados para ver que Cuba se una a otras naciones en la Cumbre”.

Durante años, Canadá ha imitado a Estados Unidos en su negación a que la isla participe en la reunión auspiciada por la Organización de Estados Americanos, lo que la ha enfrentado al resto de sus socios americanos que piden su incorporación. 

En la última Cumbre, celebrada en 2012 en Colombia, Canadá no solo bloqueó la participación de Cuba en la reunión, sino que dejó claro que no estaba interesada en una solución diplomática. 

En ese momento, Harper reiteró su oposición cuando declaró que “la Cumbre de las Américas debería estar restringida a países democráticos”. El ministro canadiense declaró que la posición de su país era una cuestión de principios, dado que Cuba era una dictadura comunista.