• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ministros surcoreanos discuten acciones tras disparos de Corea del Norte

Hubo un intercambio de disparos en la frontera marítima

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, convocó este jueves a una reunión de seguridad con varios ministros, un día después de que el Ejército norcoreano disparara proyectiles de artillería que cayeron cerca de una patrullera del Sur junto a la frontera marítima entre ambos países.

Park convocó entre otros al canciller, Yun Byung-se, al ministro de Defensa, Kim Kwan-jin, y al viceconsejero de Seguridad Nacional, Kim Kyou-hyun, explicó el portavoz presidencial Min Kyung-wook. La reunión llega un día después de que Corea del Norte disparara, desde sus baterías costeras, proyectiles de artillería que cayeron a aproximadamente 150 metros de una patrullera surcoreana en aguas del mar Amarillo. En respuesta, una corbeta del Sur que se hallaba cerca del lugar disparó cinco rondas de artillería, que cayeron en aguas norcoreanas junto a un barco militar del régimen de Pyongyang.

El suceso se produjo cerca de la isla de Yeonpyeong, administrada por Corea del Sur pese a encontrarse frente a la costa de la provincia norcoreana de Hwanghae del Sur. Yeonpyeong fue escenario de un sangriento ataque el 23 de noviembre de 2010, cuando las tropas de Pyongyang dispararon varias rondas de artillería, que dejaron cuatro muertos surcoreanos, dos de ellos civiles.

La isla se encuentra justo al sur de la llamada Línea Límite Norte (LLN), trazada al término de la Guerra de Corea (1950-1953) por la coalición de la ONU que lideró Estados Unidos. La línea actúa como frontera de facto entre las aguas territoriales en el mar Amarillo, pero Pyongyang no reconoce como legítima la demarcación, por lo que la zona ha sido escenario frecuente de enfrentamientos entre ambos países.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra, dado que el conflicto que las enfrentó en los años cincuenta del siglo pasado, se cerró con un alto el fuego en vez de un tratado de paz.