• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ministro brasileño considera que es "urgente" que se acabe la crisis en Europa

Guido Mantega resaltó que las medidas que se están tomando atacan lo "más visible" y se están olvidando del problema central: "la recuperación de la economía"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro brasileño de Economía, Guido Mantega, considera "temeraria" e "incompleta" la estrategia alemana de aplicar recortes para atajar la crisis en Europa, en ausencia de inversiones, y considera "urgente" acortar la crisis "porque el tiempo se acaba".

En una entrevista conjunta con los diarios El País y Le Monde que el periódico español publica hoy en su suplemento Europa, Mantega dice que se están tomando medidas para resolver los problemas "más visibles" de la banca y el endeudamiento, "pero no van a resolver la cuestión central, que es la de la recuperación económica".

Mantega dice que en su reciente visita a Londres y París, ha extraído la conclusión de sus contactos en ambas capitales de que se está trabajando "en una solución a largo plazo".

Esta estrategia "definida principalmente por Alemania", dice, consiste en reducir la deuda y recortar el gasto "y solo después se les prestará asistencia a los países necesitados".

"Por tanto, debemos preguntarnos si es políticamente viable decirle a la gente que los salarios seguirán cayendo y que el trabajo seguirá faltando durante los próximos dos o tres años. ¡Me parece una estrategia temeraria porque ya vamos por el cuarto año de crisis!", afirma el ministro.

Mantega, que lleva más de seis años en el gobierno brasileño, primero con Lula da Silva y ahora con Dilma Rousseff, afirma que esta estrategia europea es "incompleta" porque, si bien resolver el problema de la deuda "tiene sentido", falta "otra parte que permita retomar el crecimiento", como es, por ejemplo, "crear un fondo de inversión europeo para financiar infraestructuras".

El ministro se pregunta "¿dónde está el programa de inversiones?" y a renglón seguido afirma que hay una "necesidad urgente de pensar en una estrategia que acorte la crisis porque el tiempo se acaba" y cita a John Maynard Keynes (promotor de la inversión pública en tiempos de crisis) cuando dijo: "a largo plazo todos estamos muertos..."

Mantega reconoce los "grandes esfuerzos" de España y Portugal para salir de la crisis y dice que "Alemania debería ser más flexible en lugar de ponerles un cuchillo en el cuello".

En su opinión, lo que hay que hacer es "restaurar la confianza" y "trabajar juntos" como se hizo en la cumbre del G-20 en Londres en 2009, cuyo éxito en ese sentido permitió el regreso de la calma, se reanudaron las inversiones y la industria mundial despegó, dice.

"Europa no ha sido capaz de afrontar el problema desde el comienzo, en 2010, según lo recomendado por el FMI" y 2012 es "un año perdido" para la zona y "ahora el objetivo consiste en evitar que la situación empeore".

Para ello, reclama que las medidas que se adopten deben tener un "mayor alcance" y su puesta en práctica sea "mucho más rápida".

En este punto, Mantega insinúa que el Banco Central Europeo no ha actuado con la rapidez requerida en oposición a la Reserva Federal estadounidense, que "actuó inmediatamente en el inicio de la crisis" en su país y "supo controlar mejor la situación".