Esta especie de búsqueda del tesoro comenzó en San Francisco y desde el miércoles se trasladó a Los Ángeles, donde numerosos residentes se lanzaron a la caza de los billetes.

Los primeros sobres con dinero fueron hallados en una fuente en la zona de Los Feliz por dos vecinos que se embolsaron 250 dólares y 100 dólares.

El misterioso donante, que fue entrevistado en televisión sin desvelar su identidad, dice tener entre 35 y 45 años, y declaró que se le ocurrió la idea de regalar dinero después de obtener un beneficio de seis cifras en un acuerdo inmobiliario.

Hidden Cash (Dinero Escondido) apareció en Twitter el 23 de mayo como "un experimento social anónimo para hacer el bien", y su creador pide que quienes hallen el dinero tuiteen el hallazgo.

En su perfil en Twitter figura también una dirección de correo electrónico que ha servido, según "Los Angeles Times", para que el benefactor reciba centenares de peticiones de ayuda financiera que van desde fondos para pagar una hipoteca hasta para operaciones quirúrgicas y matrícula escolar.

"No veas esto como un billete de lotería o una mano para solucionar tus problemas. No va a cambiar tu vida. Hay muchas oportunidades para ganarse la vida", aseguró el hombre que dijo no entender por qué no había más personas acaudaladas que daban dinero a los demás.

Hidden Cash seguirá dando dinero en Los Ángeles hasta que termine el fin de semana.