• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Militares cubanos estarían afinando estrategias ante posible transición

Guillermo Fariñas, disidente cubano | EFE

Guillermo Fariñas, disidente cubano | EFE

La información fue difundida por el opositor cubano Guillermo Fariñas, quien asegura que algunos oficiales temen un colapso repentino del sistema comunista y "no quieren que les pase como a la gente de (Muamar al) Gadafi" en Libia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los militares cubanos están fijándose en lo ocurrido en Rusia tras la caída del comunismo para preparar sus estrategias de cara a una posible transición en la isla, según el opositor cubano Guillermo Fariñas.

En una entrevista que publican hoy The Miami Herald y El Nuevo Herald, el activista asegura que algunos oficiales cubanos temen un colapso repentino del sistema comunista y "no quieren que les pase como a la gente de (Muamar al) Gadafi" en Libia.

Fariñas, que se encuentra en Miami gracias a la reforma de las leyes migratorias en Cuba, está convencido de que los militares cubanos quieren una transición lenta.

Ello les permitiría apoderarse de empresas estatales al estilo de los que, según él, ocurrió en Nicaragua antes de que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) dejara el poder en 1990.

Fariñas, que ha hecho una veintena de huelgas de hambre en Cuba, dice saber todo esto porque tiene contactos amistosos con media docena de tenientes coroneles o coroneles, ya que estudiaron juntos en escuelas militares.

Además, fue destacado un año en Angola con una unidad de comandos y pasó tres años en una academia militar de la Unión Soviética.

Asegura que algunos de los oficiales militares han estado asistiendo a conferencias semanales sobre las transiciones en Rusia y Bielorrusia y que diversos asesores han recomendado al presidente Raúl Castro que admita entre 15 y 25 disidentes en el Parlamento.

Raúl Castro respondió que estaría de acuerdo, pero que su hermano Fidel nunca lo permitiría, según apuntan los diarios de Miami.

En la entrevista, Fariñas añade que algunos oficiales de la Seguridad del Estado "se están cuidando de no mancharse de sangre las manos" para evitar futuros problemas si Cuba da un giro hacia la democracia y están suavizando sus relaciones con la disidencia.

Fariñas llegó a mediados de mayo a Miami y tiene previsto viajar a Bélgica, entre otros lugares, donde recogerá el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia que le otorgó el Parlamento Europeo en 2010, dotado de 60.000 dólares, antes de volver a Cuba a mediados de julio.

Como otros disidentes, Fariñas, que es psicólogo y periodista independiente, ha podido salir de Cuba por primera vez gracias a la reforma de las leyes migratorias que entró en vigor en enero pasado.