• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Miles de personas escapan del valle de Katmandú

Ayer 60.000 personas se movilizaron por temor | Foto AP

Ayer 60.000 personas se movilizaron por temor | Foto AP

Las autoridades ordenaron la incineración masiva de los cadáveres donde son encontrados para evitar la propagación de enfermedades 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cerca de 340.000 personas han abandonado el valle de Katmandú por miedo a nuevas réplicas y a brotes de enfermedades tras el terremoto de 7,8 grados que sacudió el sábado a Nepal, y que ha causado 5.238 fallecidos, informaron las autoridades.

El jefe de la Policía de Tráfico Metropolitana de Katmandú dijo, al portal de noticias nepalí Ekantipur, que solo ayer 66.000 personas salieron del valle.

"Estas cifras se podrían doblar esta noche”, calculó pero no concretó el destino de los que abandonan la zona.

El gobierno de Nepal afirmó que trabaja en la reapertura de las carreteras en el valle central y hace dos días despejaron el camino hacia Pokhara, la segunda ciudad más importante del país. El número de heridos llegó a 11.000 y la de desplazados internos se situó en más de 450.000 personas, según el último recuento ofrecido por el Ministerio del Interior. 

El drama ha aumentado por el desconocimiento del total de víctimas y de desaparecidos. Pratiksha, una residente de 25 años de edad, expresó su indignación por el abandono que están sufriendo los pueblos lejos de Katmandú. "Nadie sabe cuánta gente hay en los pueblos de Nepal. En Nepal no tenemos censos como en el resto de países, no sabemos dónde vive quién ni si en una habitación duermen 10 o 20 personas", explicó.

A su vez, las autoridades ordenaron la incineración masiva de los cadáveres donde son encontrados para evitar la propagación de enfermedades, aun y cuando los cuerpos no hayan sido reclamados por familiares.

La ONU dijo ayer que se requieren 415 millones de dólares para financiar en los próximos tres meses la ayuda más urgente a los damnificados. El terremoto destruyó más de 70.000 viviendas y dañó medio millón.

Los dos países vecinos, la India y China reportaron, hasta el momento, un total de 72 y 25 muertes, respectivamente, de acuerdo con el portal de noticias CNN.