• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Miles de personas piden la dimisión de Hollande en las calles de París

Francois Hollande, presidente de Francia / Reuters

Francois Hollande, presidente de Francia | Reuters

Varios miles de personas se manifestaron hoy en París contra el presidente francés, François Hollande, de quien pidieron su dimisión en respuesta a un llamamiento público a protestar por la política del jefe del Estado y su gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Unas 17.000 personas según la policía, o 120.000 según los organizadores, desfilaron desde la Plaza de la Bastilla en contra de Hollande, en una convocatoria de varios colectivos que se oponen a diferentes puntos de la política gubernamental.

La diversidad de los grupos participantes, sin que hubiera políticos, fue una de las características de los manifestantes, que recorrieron las calles parisinas bajo la lluvia y lanzaron gritos de "Hollande, márchate", como el lema que se podía ver en los últimos días en los carteles que convocaban a la marcha. Desde partidarios del movimiento contestatario bretón de los bonetes rojos hasta representantes de los movimientos contrarios al matrimonio homosexual participaron en esta cita, que se convicó en los últimos días mientras arreciaba la polémica en torno a la vida privada de Hollande.

El colectivo "Día de la cólera" reúne a medio centenar de asociaciones de carácter conservador y se muestra a favor de "la aparición de un nuevo contrato social basado en el rechazo de la oligarquía, tanto de derechas como de izquierdas".

En la convocatoria distribuida a la prensa este colectivo dice que "Hollande haría mejor en retirarse inmediatamente" puesto que, si no, "el Día de la cólera le perseguirá en la calle antes de castigarle en las urnas". Los participantes gritaron lemas homófobos y a favor de la unidad de Francia y se pudo ver también a algunos miembros de un grupo conocido como Homen, equivalente masculino del grupo Femen, que se han presentado en varias ocasiones con el torso desnudo para protestar contra el matrimonio homosexual aprobado durante el mandato de Hollande.