• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Miles de católicos de México celebran canonizaciones en Basílica de Guadalupe

 Para recordar la ocasión, al pie de una estatua de Juan Pablo II que se encuentra al lado de la Basílica de Guadalupe se develó una placa recordando la canonización de hoy | Reuters

Para recordar la ocasión, al pie de una estatua de Juan Pablo II que se encuentra al lado de la Basílica de Guadalupe se develó una placa recordando la canonización de hoy | Reuters

Juan Pablo II es el pontífice más querido en México, un afecto que se fraguó durante las cinco visitas que hizo al país, la primera en 1979 y la última en 2002.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los católicos mexicanos celebraron este domingo la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII con un oficio religioso en la Basílica de Guadalupe, en la capital, al que asistieron miles de personas que recordaron especialmente al papa Karol Wojtyla.

Juan Pablo II es el pontífice más querido en México, un afecto que se fraguó durante las cinco visitas que hizo al país, la primera en 1979 y la última en 2002.

Fue en esa última visita en la que el pontífice ofició la ceremonia para canonizar al indígena Juan Diego, a quien, según la tradición católica, se le apareció la Virgen en cuatro ocasiones, en 1531.

A raíz de esas apariciones se levantó en el norte de esta capital la Basílica de Guadalupe, el templo más venerado por los mexicanos y en donde hoy se ofició el acto más importante de la celebración de este domingo.

En la homilía de la misa que ofició en la basílica, el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, pidió a los feligreses "imitar y venerar" a San Juan Pablo II.

Pierre recordó algunas palabras suyas cuando fue elegido Papa, en 1978, al referirse a la necesidad de abrir "los confines de los estados, los sistemas económicos y políticos" y la cultura y la civilización.

A la celebración religiosa acudieron miles de personas que ocuparon el interior de la basílica y el espacio de la plaza en la que se encuentra el templo.

Llevaban banderas con los colores del Vaticano y fotos de quien a partir de hoy es San Juan Pablo II, y durante la celebración se entonaron vivas hacia su persona.

Después del oficio religioso hubo una breve peregrinación con la urna que contiene una réplica de cera de Juan Pablo II y que fue depositada en el columbario de la Plaza Mariana.

Para recordar la ocasión, al pie de una estatua de Juan Pablo II que se encuentra al lado de la Basílica de Guadalupe se develó una placa recordando la canonización de hoy.

Horas antes, de madrugada, coincidiendo con de la canonización de los dos pontífices, centenares de mexicanos se congregaron en la Catedral Metropolitana para asistir también a otro oficio religioso.

En esa misa, el obispo auxiliar de la Archidiócesis de Ciudad de México, Antonio Ortega, calificó a Juan Pablo II y Juan XXIII como dos "hombres extraordinarios".

Al primero lo llamó "la chispa del espíritu" y al segundo "el papa bueno".

Según datos del Vaticano, México tiene casi 100 millones de católicos, cerca del 90 % de su población.

Es el país hispanohablante con el mayor número de personas que profesan esa religión.