• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Migrantes fuerzan cordón para entrar en Macedonia

Miles de refugiados de Siria, Afganistán, Bangladesh, Irak, Pakistán y Somalia intentan llegar a los países de la Unión Europea

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de inmigrantes, en su mayoría sirios, cruzaron la frontera entre Grecia y Macedonia tras forzar un cordón policial en el paso limítrofe de Gevgelija, a pesar de que los agentes utilizaron granadas aturdidoras.

Las personas estaban desde el jueves en un terreno entre el pueblo griego de Idomeni y la ciudad macedonia de Gevgelija, donde se calcula que hay 2.000 inmigrantes hacinados y cada día llegan centenares más provenientes del puerto de Tesalónica.

Quienes lograron pasar la frontera fueron a la estación ferroviaria de Gevgelija, desde donde parten 5 trenes diarios –con capacidad de hasta 700 personas– hacia la localidad de Tabanovce, que está ubicada en la frontera de Macedonia con Serbia.

Miles de inmigrantes –principalmente de Siria, pero también de Afganistán, Bangladesh, Irak, Pakistán y Somalia– han llegado en los últimos meses a Macedonia, cuyo gobierno decretó el estado de emergencia el jueves, para cruzar hacia Serbia y tratar de entrar en los países de la Unión Europea.

Hungría está erigiendo un muro de 175 kilómetros de largo y 4 metros de alto en su frontera con Serbia para impedir el paso de estas personas.

 

Rescate. En las costas de Italia, en tanto, más de 1.700 inmigrantes fueron socorridos por la operación de salvamento puesta en marcha por la Guardia Costera luego de recibir llamadas de auxilio de 23 embarcaciones llenas de personas que buscan refugio en la UE.

La Guardia de Finanza rescató a una de las embarcaciones y lleva a 370 inmigrantes al puerto de Messina (Sicilia), mientras que la Marina llegó hasta dos más, una con 507 personas y otra con 432. La operación de la Guardia Costera, en tanto, rescató a una barcaza con 111 inmigrantes que serán llevados a la isla de Lampedusa.

Otra de las embarcaciones, con 322 personas a bordo, fue auxiliada por un barco noruego que participa en el programa europeo de control de fronteras Tritón. Se calcula que cerca de 3.000 inmigrantes serán rescatados frente a las costas italianas.