• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

México quiere un diálogo intenso y un flujo comercial equilibrado con China

La visita de Estado que el presidente chino, Xi Jinping, realizará la próxima semana a México es una muestra de la "voluntad política para trabajar y alcanzar una relación más amplia, de mayor contenido y que aproveche el potencial de los dos países", apuntó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

México busca ampliar la relación con China a través de un intenso diálogo político que le permita abrir las puertas a ese gran mercado y concretar acuerdos de cooperación en diversas áreas, dijo hoy a Efe el subsecretario de Relaciones Exteriores, Carlos de Icaza.

La visita de Estado que el presidente chino, Xi Jinping, realizará la próxima semana a México es una muestra de la "voluntad política para trabajar y alcanzar una relación más amplia, de mayor contenido y que aproveche el potencial de los dos países", apuntó.

El objetivo es "lograr una relación integral" con China, indicó el diplomático, quien recordó que México tiene "un déficit comercial muy importante" con ese país, que asciende a 50 mil millones de dólares.

"Tenemos también la necesidad de trabajar juntos para crear las condiciones que nos permitan aumentar los flujos comerciales, pero de una manera equilibrada", afirmó tras destacar que "no hay país en el mundo que no tenga un interés en lograr mayor acceso" al mercado chino.

Xi, que llegó al poder en marzo pasado, ha dicho tanto en privado como en público que no es una política de China "mantener estos desequilibrios comerciales" y se comprometió a trabajar con México para equilibrar la balanza, comentó el subsecretario.

México exportó bienes por 5.700 millones a China el año pasado, mientras que las importaciones sumaron 56.900 millones de dólares, aunque algunos expertos estiman que la mayor parte de ellas "son insumos" o productos que luego van a ser exportados nuevamente a otros países, matizó.

No obstante, el subsecretario destacó la necesidad de acordar "acciones específicas" que permitan a México "multiplicar las avenidas de comercio" con China y aprovechar el "enorme potencial" de ese mercado gigantesco.

En ese sentido, recordó que el canciller José Antonio Meade visitó China en mayo pasado acompañado por funcionarios de varias carteras para seguir el diálogo con sus contrapartes y lograr "acuerdos concretos que permitan para darle un nuevo sesgo a la relación".

"Esperamos que durante la reunión de los dos presidentes se puedan firmar cuando menos alrededor de 10 documentos" en áreas como energía, transportes, turismo, economía y comunicaciones, cuyos "aspectos concretos" los darán a conocer entonces pues aún están en proceso de negociación.

De Icaza insistió en que si bien el comercio es uno de los aspectos de los lazos bilaterales que "están obligados a atender, no es ni puede ser el único eje de nuestra relación y menos con la segunda potencia" del mundo.

"Esta idea de profundizar la relación bilateral tiene que partir de la detección de cuáles son los ámbitos y segmentos prioritarios de la relación" en una "dinámica de cooperación" y de "confianza mutua".

Esta será la segunda visita de Xi a México, un país que ya conoció cuando aún era vicepresidente en 2009, y la primera de Estado desde el inicio del mandato del Enrique Peña Nieto, el 1 de diciembre pasado.

Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), invitó a su colega chino al país durante el viaje que realizó en abril pasado a esa nación, durante la cual sostuvieron un primer encuentro.

En esa visita el mandatario mexicano participó en el Foro de Boao, el llamado "Davos asiático", donde se firmaron memorandos de entendimiento para impulsar la exportación de crudo de México al gigante asiático, segundo importador mundial.

Antes de comenzar la gira, Xi adelantó que con México continuarán las negociaciones para facilitar la exportación de carne de cerdo mexicano a su país y se organizará una visita de empresas chinas a México para explorar su participación en proyectos de desarrollo de mercado".

El presidente chino tiene previsto llegar el martes a México procedente de Costa Rica y sostener una reunión privada con su colega mexicano, a la que después se sumarán las comitivas de ambos Gobiernos.

Esa noche acudirá a una cena que Peña Nieto ofrece en su honor y al día siguiente visitará la Comisión Permanente del Congreso y sostendrá con encuentros con empresarios y la comunidad china residente en México.

Además, el alcalde de la capital, Miguel Ángel Mancera, lo nombrará Huésped Distinguido de Ciudad de México y el jueves visitará la zona arqueológica de Chichen Itzá, en el suroriental estado de Yucatán, antes de partir a Estados Unidos, última escala de su gira por América.

México y China establecieron relaciones diplomáticas el 14 de febrero de 1972, y la última visita de Estado de un mandatario chino a este país fue la de Hu Jintao, en septiembre de 2005.