• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

México arresta más policías por ataque a estudiantes

Cuerpos de seguridad buscan a los jóvenes desaparecidos | Foto EFE

Cuerpos de seguridad buscan a los jóvenes desaparecidos | Foto EFE

l procurador de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco, dijo el jueves en rueda de prensa que con los cuatro agentes detenidos suman 26 policías de la municipalidad de Iguala arrestados, además de cuatro presuntos integrantes del cartel de las drogas Guerreros Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 Autoridades estatales detuvieron a cuatro policías más por su presunta participación en recientes ataques a estudiantes de magisterio que dejaron seis personas muertas, 25 heridos y la desaparición de 43 alumnos, en un caso que ha desatado la indignación dentro y fuera de México.

El procurador de Justicia de Guerrero, Iñaky Blanco, dijo el jueves en rueda de prensa que con los cuatro agentes detenidos suman 26 policías de la municipalidad de Iguala arrestados, además de cuatro presuntos integrantes del cartel de las drogas Guerreros Unidos.

El funcionario dijo que aún buscan a otros agentes, incluido el jefe de la policía de Iguala, donde el fin de semana se encontraron fosas clandestinas con 28 cadáveres que aún son sometidos a pruebas para ser identificados, pero que algunos temen sean de algunos de los estudiantes desaparecidos.

Su oficina, añadió, también ha presentado una solicitud al Congreso estatal para que le quiten el fuero al alcalde José Luis Abarca, que mientras lo tenga impide a las autoridades procesarlo.

Blanco dijo que el alcalde -hoy prófugo- tenía "la obligación jurídica" de evitar los ataques, debido a que era el jefe de la policía, pero en su lugar decidió continuar con sus actividades la noche del 26 de septiembre.

"Prefirió seguir en una fiesta, posteriormente retirarse a cenar y luego a dormir", dijo el procurador

Los 43 estudiantes de la escuela de magisterio Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron en Iguala, una localidad de Guerrero a unos 200 kilómetros al sur de la ciudad de México, tras el ataque el 26 de septiembre de policías municipales a los autobuses en los que viajaban.