• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Merkel responde con dos aviones a petición de apoyo franco-africano en Mali

La alemana Angela Merkel / AFP

La alemana Angela Merkel / AFP

La situación en la región es "una amenaza para toda Europa", admitió hoy la canciller alemana, pero extender el apoyo más allá de esa aportación supera "la capacidad" actual de su Ejército

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alemania responderá con dos aviones de transporte a la petición de apoyo planteada en paralelo por su principal socio europeo, Francia, y por la comunidad africana para hacer frente al avance de los rebeldes salafistas sobre Mali.

La situación en la región es "una amenaza para toda Europa", admitió hoy la canciller alemana, Angela Merkel, pero extender el apoyo más allá de esa aportación supera "la capacidad" actual de su Ejército e implica "poner en peligro" otras misiones internacionales, como Afganistán.

La canciller respondió así a la petición de apoyo formulada por el presidente francés, François Hollande, después de que en medios alemanes se diera por hecho que la contribución de Berlín, que ha descartado el envío de soldados, sería de cinco aviones (cuatro Transall y un Airbus A-310).

Merkel rechazó, además, que tan limitada aportación vaya a provocar malestar en las relaciones Berlín-París, de por sí frías desde la llegada al poder de Hollande, con quien la canciller presidirá la próxima semana las conmemoraciones en Berlín del 50 aniversario del Tratado del Elíseo, fundamento del eje franco-alemán.

La canciller concretó esta oferta coincidiendo con la visita a Berlín del presidente de Costa de Marfil y de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), Alassane Ouattara, y mientras se ultiman en Bamako los preparativos del contingente africano.

"Esperamos el apoyo de todos los europeos", indicó el presidente marfileño, para insistir en que, al peligro intrínseco del avance "terrorista" en Mali, se une la amenaza de que sus integrantes "se infiltren" en los países vecinos, aprovechando las olas de refugiados y desplazados por el conflicto.

Merkel insistió, en su comparecencia conjunta con Ouattara, en la disposición de su Gobierno a "responder con la máxima diligencia" a la petición de apoyo de París, al tiempo que reiteraba que ir más allá de los dos aviones supera la "capacidad" de su Ejército.

"Hemos analizado la situación y esa es la disponibilidad que podemos ofrecer sin poner en peligro otras misiones", afirmó la canciller, quien sin embargo no descartó que esa contribución se amplíe "en función de los acontecimientos".

Alemania participa "más activamente" que otros socios en misiones internacionales, como Kosovo y Afganistán, recordó Merkel, y destinar más aparatos que los ahora comprometidos implicaría "poner en peligro" la solidez de esos mandatos.

El Ejército alemán prepara, en consenso con sus socios, el repliegue de Afganistán, de cuya tropa internacional ha formado parte desde el principio y a la que ha contribuido con el tercer contingente más numeroso, tras los de EE UU y Reino Unido.

Las Fuerzas Armadas alemanas tienen en total 60 de esos aviones de transporte Transall, siete de los cuales están destinados a Afganistán, mientras que del Airbus tiene cinco unidades, en su mayoría utilizados para desplazamientos oficiales gubernamentales.

Los dos Transall no intervendrán en la zona en conflicto de Mali, añadió la canciller, sino para el traslado de soldados de los países vecinos a Bamako, en cuanto se concrete el despliegue previsto de la comunidad africana.

Merkel defendió, asimismo, que la intervención de esos dos aviones de transporte no requerirá ser sometida al voto del Bundestag (cámara baja del Parlamento alemán), puesto que se limitará al transporte de soldados a Bamako, sin entrar en zona de conflicto.

"Si la situación cambia, por supuesto que no dudaremos en modificar nuestra oferta de apoyo y, en su caso, someter el mandado al voto del Bundestag", indicó la canciller.

La reunión entre Merkel y Ouattara se produjo en paralelo a los preparativos en Bamako para el despliegue del contingente africano, que se prevé integren unos 3.300 soldados procedentes principalmente Nigeria, Níger, Burkina Faso y Senegal.

Francia pretende desplegar hasta 2.500 efectivos en Mali, para lo que ha pedido el respaldo de sus aliados europeos, a lo que han respondido hasta ahora con compromisos de apoyo logístico Dinamarca y Bélgica, además de Alemania, entre otros socios de París.