• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Merkel recibe a Mursi que necesita ayuda económica

La grave situación en Egipto ha hecho que la visita de Mursi, inicialmente de dos días, se vea recortada a solo varias horas hoy, durante las que, además de la entrevista con Merkel, celebrará una reunión con empresarios alemanes para buscar inversiones en su país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La canciller alemana, Angela Merkel, recibe hoy al presidente de Egipto, Mohamed Mursi, que necesita ayuda financiera ante la grave situación económica de su país, envuelto además en graves protestas contra su Gobierno que se han cobrado docenas de muertos en los últimos días.

La grave situación en Egipto ha hecho que la visita de Mursi, inicialmente de dos días, se vea recortada a solo varias horas hoy, durante las que, además de la entrevista con Merkel, celebrará una reunión con empresarios alemanes para buscar inversiones en su país.

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, hizo hoy un llamamiento a tener paciencia con el proceso de reformas en Egipto y aseguró que el Gobierno de Berlín mantendrá en pie las ayudas financieras prometidas.

"Sin inversiones, sin flujo de turistas, pero también sin ayudas para las transformaciones no habrá perspectivas económicas creíbles y participación social para la gente en Egipto", afirma el jefe de la diplomacia alemana en unas declaraciones hoy al diario Rheinischen Post.

Westerwelle subraya que "nadie puede esperar que tras un largo régimen autoritario todo mejore en poco tiempo" y que, precisamente en esta fase de inseguridad, es necesario reforzar el diálogo con El Cairo.

Mientras tanto, organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional y los partidos de la oposición socialdemócrata, verdes y La Izquierda han pedido a Merkel que aborde con Mursi la situación de los derechos humanos en su país y la represión de las protestas contra su Gobierno.

Amnistía Internacional ha convocado poco antes de la llegada del presidente egipcio una protesta en el barrio gubernamental en Berlín para denunciar la actuación del Gobierno de Mursi contra los manifestantes en Egipto y condenar medidas como el estado de emergencia dictado en varias ciudades de aquel país.

La líder verde Claudia Roth señala en unas declaraciones al Rheinischen Post que Merkel debe exigir a Mursi que "tenga en cuenta a la oposición, apueste por la igualdad de derechos, la ausencia de violencia y una mejora de la situación social".

La visita de Mursi es compleja, como lo fueron en el pasado las que realizó su antecesor, el derrocado Hosni Mubarak, quien en los 30 años en que estuvo en el poder fue recibido en Berlín por sucesivos cancilleres, fueran conservadores o socialdemócratas.

La propia canciller le recibió en 2010, lo que en ese momento generó duras protestas de grupos opositores y defensores de los derechos humanos, pero que el Gobierno defendió en el importante papel de Egipto en cualquier intento negociador en Oriente Medio