• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Merkel evita posicionarse en la puja de GE y Siemens por la francesa Alstom

La canciller alemana, Angela Merkel / Reuters

La canciller alemana, Angela Merkel / Reuters

Hay que "esperar" a ver la propuesta concreta que tiene que presentar aún Siemens -más allá del "serio interés" esgrimido hasta ahora-, aunque agregó que su ejecutivo "acompañaría positivamente" una opción que beneficiase a Alemania

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La canciller alemana, Angela Merkel, evitó hoy posicionarse en la puja empresarial por el sector energético del conglomerado francés Alstom, por el que se han interesado la estadounidense General Electric (GE) y la alemana Siemens.

En una comparecencia pública en Stralsund (noreste de Alemania) junto al presidente francés, François Hollande, la jefa del Gobierno alemán aseguró que esa cuestión son "decisiones empresariales" y que Berlín no toma partido.

Hay que "esperar" a ver la propuesta concreta que tiene que presentar aún Siemens -más allá del "serio interés" esgrimido hasta ahora-, aunque agregó que su ejecutivo "acompañaría positivamente" una opción que beneficiase a Alemania.

Hollande, por su parte, indicó que la decisión final recae en las direcciones de las empresas implicadas, pero subrayó que su gobierno "presta atención especialmente a los puntos empleo, organización empresarial y centro de decisiones".

"Esperaremos a una decisión detallada por parte de Siemens para posicionarnos", aseguró.

La posición de Hollande matiza las declaraciones que hasta el momento ha realizado su ministro de Economía, Arnaud Montebourg, que ha rechazado la oferta de GE públicamente, pese a ser la opción que aparentemente favorece Alstom, el mayor conglomerado industrial privado de Francia y cuyo principal cliente es el estado francés.

GE hizo pública a finales de abril una oferta por el sector energético de la francesa tras varias semanas de negociaciones en secreto con la dirección de Alstom.

Poco después, Siemens -que ha reconocido el carácter político de su movimiento- hizo público su interés y solicitó cuatro semanas para revisar la contabilidad de la empresa gala y realizar una contraoferta, algo a lo que accedió Alstom.