• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mercosur respalda a Argentina en su primera cumbre al completo

Presidentes de Mercosur antes de la instalación de la 46° Cumbre del bloque hemisférico / Cortesía Minci

Presidentes de Mercosur antes de la instalación de la 46° Cumbre del bloque hemisférico / Cortesía Minci

La situación de Palestina también concertó el consenso sobre la necesidad de un alto el fuego, que Brasil, Argentina, Uruguay y Venezuela elevaron a condena "enérgica"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los países del Mercosur dieron hoy un firme respaldo a Argentina en su pugna con los fondos especuladores en la primera cumbre de este bloque que contó con los presidentes de los cinco Estados miembros.

Tras un año de presidencia venezolana, el doble de lo previsto por los problemas de agenda para celebrar hace seis meses la reunión de hoy, los presidentes de Paraguay, Horacio Cartes, y Venezuela, Nicolás Maduro, coincidieron por primera vez en una cumbre del Mercosur.

Paraguay quedó suspendido a mediados de 2012 como miembro del bloque nacido en el Cono Sur de América tras la controvertida destitución de Fernando Lugo como presidente, una ruptura enmendada hace un año con la llegada al poder de Cartes pero que aún no había podido traducirse en una reunión con todos los gobernantes.

"Quedamos muy contentos de la cumbre histórica del Mercosur (...) en esta fecha se inicia una nueva etapa del Mercosur", indicó Maduro a periodistas tras recibir posteriormente al presidente paraguayo en el primer encuentro en Caracas de mandatarios de ambos países tras el ingreso de Venezuela en el bloque en coincidencia con la suspensión de Paraguay.

Con la presencia de Cartes y Maduro y la de los presidentes de Argentina, Cristina Fernández; Brasil, Dilma Rousseff, y Uruguay, Jose Mujica, el Mercosur reafirmó su propósito integrador y la necesidad de seguir avanzando para encontrar soluciones comunes en el terreno económico.

Todos cerraron filas alrededor de Argentina en su disputa con los "fondos buitre", mientras Fernández insistía en su oferta "a ese 7,6 % que no ingresó al canje", para que acepte las condiciones de su país y tenga "una tasa de retorno de casi el 300 % en dólares".

"No estamos pidiéndole ni negándole ni pidiendo que nadie nos regale nada, simplemente queremos definitivamente terminar con esto, que no fue culpa nuestra que no ingresaran al canje, porque hubo rondas y negociaciones en el año 2002, 2003 en adelante prácticamente por todo el mundo", dijo.

Rousseff se mostró taxativa al cargar contra los especuladores y defender a Argentina frente a un problema que, dijo, afecta a todo el sistema económico.

"No podemos aceptar que la acción de algunos especuladores pongan en riesgo la estabilidad y el bienestar de países enteros", indicó.

También Maduro rechazó la pugna de los "fondos buitre" generando un "daño a todos los países del sur".

La situación de Palestina también concertó el consenso sobre la necesidad de un alto el fuego, que Brasil, Argentina, Uruguay y Venezuela elevaron a condena "enérgica" por el "uso desproporcionado de la fuerza por parte del Ejército israelí en la Franja de Gaza".

También condenaron "cualquier tipo de acciones violentas contra poblaciones civiles en Israel".

Al hacer balance de la marcha de Mercosur y empleando su habitual locuacidad, Mujica llamó a poner más voluntad política para avanzar en la integración y aprovechar las oportunidades que pueden brindar países como China.

"Pero a su vez sabemos que en este mundo los peces chicos se tienen que cuidar de los peces grandes, por eso tenemos que estar juntos", indicó.

Rousseff también hizo alusión a la marcha del proceso de integración destacando los avances que ha habido y la necesidad de profundizar los procesos internos.

En su intervención, la presidenta brasileña se acordó también del proceso de negociación entre Mercosur y la Unión Europea, afirmando que la pelota se encuentra en el tejado del bloque comunitario europeo y advirtiendo de que "sólo podrá prosperar" un acuerdo con un equilibrio entre lo que demandan y ofrecen ambas partes.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció la voluntad de los miembros del Mercosur de que su país complete el proceso de integración pleno al organismo, abogando también por la necesidad de aunar fuerzas ante los desafíos que tienen por delante.

"Todos buscamos una integración económica, territorial con vías de integración, una integración de liberación (...) que pasa por terminar con la injusticia social, para acabar con esa desigualdad", indicó.

Tras doce meses de trabajo que arrojan como resultado más destacado para Caracas el avance en la creación de una zona económica con otros mecanismos como la Alianza Bolivariana (ALBA) y Petrocaribe, Maduro llamó a "repotenciar" el papel de Mercosur.

"Es la hora de América del Sur, es la hora de que nuestra región piense en grande, actúe en grande, busque lo grande, nos compactemos", dijo Maduro, cuyo país entregó hoy la presidencia pro témpore del organismo a Argentina.

Precisamente los fallecidos presidentes Hugo Chávez y Néstor Kirchner, de Venezuela y Argentina, respectivamente, fueron declarados "ciudadanos ilustres" del Mercosur.