• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Médico acusado de mala praxis quiso tratar a Chávez y a Mujica

El presidente Hugo Chávez y su hija Rosa Virginia / Reuters

El presidente Hugo Chávez y su hija Rosa Virginia / Reuters

El uruguayo Gastón Verri se ofreció para tratar al mandatario venezolano del cáncer que padece desde 2011 con un tratamiento novedoso, que consiste en extraer sangre al paciente, tratarla y volver a inyectarla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un médico uruguayo, acusado por mala praxis tras causar fallas orgánicas a un deportista en un tratamiento experimental, intentó tratar previamente al presidente venezolano, Hugo Chávez, y a su homólogo uruguayo, José Mujica, reveló hoy el semanario uruguayo Búsqueda.

Según el semanario, que no fue ni desmentido ni confirmado por la Presidencia uruguaya, el doctor, de nombre Gastón Verri, se ofreció para tratar al mandatario venezolano del cáncer que padece desde 2011 con un tratamiento novedoso, si bien la publicación no añade más detalles al respecto.

Verri también se comunicó con la sede del gobierno uruguayo y ofreció sus servicios para tratar al presidente Mujica, de 77 años, de la trombosis venosa que padece y que le impidió estar en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz (España), el pasado mes de octubre.

Al parecer, Verri se reunió con Henry Engler, médico y director ejecutivo del Centro Uruguayo de Imagenología Monecular (Cudim) el pasado diciembre, al ser solicitado por la Presidencia para que evaluara su propuesta médica.

En el encuentro, Verri le expuso su método, que básicamente consistía en extraer sangre al paciente, tratarla y volver a inyectarla.

El método generaría células madre a partir de células sanguíneas que se distribuirían a los tejidos enfermos, produciendo una cura de la enfermedad o una mejora del estado de los pacientes.

En la reunión entre los dos médicos habrían participado, además, dos personas que presuntamente fueron tratadas por Verri.

Engler se negó a que Mujica fuera tratado con este procedimiento ya que, según explicó a la publicación uruguaya, carecía de bases científicas sólidas y no estaba autorizado por ningún Comité de Ética, además de constituir un peligro su técnica de extracción e inyección de sangre al poner en riesgo la vida de los pacientes.

Según la información de Búsqueda, unos días después del encuentro entre los médicos, en víspera de Año Nuevo, se conoció el caso del piloto uruguayo Sergio Lafuente, de 46 años, que iba a competir en el Rally Dakar y quien tuvo que suspender sus planes tras haber recibido un trasplante de sangre hecho por Verri que lo dejó internado en cuidados intensivos en un hospital de Montevideo.

El pasado 4 de enero, el Ministerio de Salud Pública uruguayo (MSP) denunció al médico por este caso y subrayó que las causas que provocaron las fallas orgánicas del deportista "no refieren a una transfusión de sangre contaminada" sino que son consecuencia "de una mala praxis".

Asimismo, el MSP informó de que el tratamiento "no se realizó en ningún ámbito institucional ni público ni privado de salud", sino que "tuvo lugar en una consulta médica particular, realizándose en el domicilio del profesional y en ocasiones en el del paciente".