• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Salvador reitera a Colombia oferta de asesoría en diálogo con las FARC

Mauricio Funes, presidente de El Salvador

Mauricio Funes, presidente de El Salvador

"Es iniciativa mía ofrecer apoyo político y asesoría al gobierno de Colombia, o a los negociadores que nombre el gobierno, para que estas pláticas de paz lleguen a feliz término", señaló el mandatario salvadoreño Mauricio Funes en una improvisada rueda de prensa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, reiteró este jueves el ofrecimiento de asesoría al gobierno de Colombia en el proceso de paz que abrirá con la guerrilla de las FARC para poner fin a medio siglo de conflicto armado en ese país.

"Es iniciativa mía ofrecer apoyo político y asesoría al gobierno de Colombia, o a los negociadores que nombre el gobierno, para que estas pláticas de paz lleguen a feliz término", señaló el mandatario salvadoreño en una improvisada rueda de prensa. A fines de agosto Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) acordaron emprender, en la primera quincena de octubre en Oslo y luego en La Habana, conversaciones para terminar con el conflicto armado. "Me parece un acto patriótico el que está realizando el presidente Santos", sostuvo Funes, tras considerar que el anuncio de las conversaciones ocurre "en el mejor momento" y que el conflicto sólo puede llegar a su fin "por la vía de la negociación y el entendimiento".

Funes recordó que su ofrecimiento se lo comunicó personalmente a la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, durante una reunión privada que sostuvieron el miércoles en San Salvador. "Nosotros podemos ofrecerle la experiencia (...) que tienen los negociadores que participaron en el proceso de paz en El Salvador (...), y perfectamente podemos integrar un equipo para que asesore al presidente (Juan Manuel) Santos, pero él lo decidirá", remarcó.

Tras un proceso de diálogo, El Salvador puso fin en enero de 1992 a una cruenta guerra civil de doce años que dejó más de 75.000 muertos, con la firma de acuerdos entre el gobierno derechista de Alfredo Cristiani (1989-1994) y la entonces guerrilla izquierdista del Frente Farabundo para la Liberación Nacional (FMLN).