• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Matan a líder que controlaba las finanzas del Estado Islámico

Estado Islámico / Foto: AP

Estado Islámico / Foto: AP

Durante la intervención, el dirigente del Estado Islámico perdió la vida, mientras su esposa resultó detenida y puesta bajo custodia de las fuerzas estadounidenses en Irak

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un comando de fuerzas especiales estadounidenses mató en Siria a Abu Sayyaf, un relevante líder del Estado Islámico (EI) que controlaba las finanzas del grupo yihadista, informó hoy el Gobierno de Estados Unidos.

"La pasada noche, bajo la dirección del comandante en jefe (el presidente Barack Obama), ordené a las fuerzas especiales de EE UU. que efectuaran una operación en Al Amr, en el este de Siria, para capturar al líder del EI conocido como Abu Sayyaf y su esposa, Umm Sayyaf", afirmó el secretario de Defensa, Ash Carter.

Durante la intervención, el dirigente del Estado Islámico perdió la vida, mientras su esposa resultó detenida y puesta bajo custodia de las fuerzas estadounidenses en Irak, país desde el que se lanzó la ofensiva militar.

Abu Sayyaf, de nacionalidad tunecina (según medios estadounidenses), estaba implicado en las operaciones militares del EI y también ayudaba a dirigir el comercio de petróleo y gas del grupo yihadista, así como sus operaciones financieras, indicó Carter en un comunicado emitido en Washington por el Pentágono.

En otra nota oficial, la Casa Blanca precisó que Sayyaf desempeñaba un importante papel en "la supervisión de las operaciones ilegales de petróleo y gas, una fuente clave de ingresos que permite a la organización terrorista desarrollar sus tácticas brutales y oprimir a miles de civiles inocentes".

Estados Unidos sospecha que su esposa, de nacionalidad iraquí, "desempeñaba un importante papel en las actividades terroristas del EI, y puede haber sido cómplice de la aparente esclavitud de una joven mujer yazidí rescatada la pasada noche", agregó Carter, quien describió la redada como "otro golpe significativo" contra el grupo terrorista.

La Casa Blanca confirmó que "el presidente autorizó esta operación en virtud de la recomendación unánime de su equipo de seguridad nacional", tras haberse recabado suficiente información de inteligencia para acometer con éxito la misión.

"Esta operación se llevó a cabo con el consentimiento total de las autoridades de Irak y, al igual que nuestros ataques contra el EI en Siria, es coherente con la normativa nacional e internacional", señaló la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, en el comunicado.

El Gobierno estadounidense aseguró que ningún efectivo de las fuerzas especiales resultó muerto o herido en la redada, sin aportar más detalles sobre la operación.

Un funcionario del Departamento de Defensa que pidió el anonimato reveló al diario The Washington Post que la redada corrió a cargo de miembros de la unidad de operaciones especiales Delta Force, encuadrada en el Ejército de Tierra.

Los soldados de EE UU llegaron en varios helicópteros de transporte táctico Black Hawk y una aeronave Osprey al lugar en que se hallaba Sayyaf, donde estalló una "verdadera lucha" entre los militares y los yihadistas, explicó el funcionario, al subrayar que una docena de combatientes del EI murió en la refriega.

Sayyaf, agregó la citada fuente, ocupaba una posición "bastante alta" en la jerarquía del Estado Islámico.

El EI se hizo el pasado verano con el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, así como de varias regiones del norte de ese país y de la vecina Siria, donde ha proclamado un califato.

EE UU comenzó entonces una ofensiva de bombardeos contra posiciones del Estado Islámico.

Estados Unidos inició esa campaña de ataques aéreos de manera unilateral en agosto de 2014 limitándose sólo a Irak, para después, con la creación de una coalición internacional, extender su acción a Siria bajo la operación "Determinación Inherente".

Como parte de la lucha contra el grupo terrorista, el vicepresidente de EE UU, Joe Biden, telefoneó este viernes al primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, para comunicarle que su país enviará a Irak armamento pesado y munición para combatir al EI.