• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Masacre en Orlando: asesino reía mientras mataba a sus víctimas

Omar Mateen era un estadounidense de 29 años, hijo de padres afganos | BBC Mundo

Omar Mateen era un estadounidense de 29 años de edad | BBC Mundo

Un sobreviviente contó que Omar Mateen disparaba varias veces contra sus víctimas para asegurarse de que murieran 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El autor de la mayor matanza de la historia de Estados Unidos, Omar Mateen, reía mientras asesinaba a sus 49 víctimas, contó un sobreviviente al portal Daily Mail.

La macabra escena fue relatada por Norman,  el único sobreviviente de las 30 personas que se encontraban como rehenes en el baño de la discoteca Pulse. Mateen disparaba a sus víctimas en múltiples ocasiones para asegurarse de que murieran.

Según el testimonio publicado por el medio, el sanguinario sujeto iba riéndose a carcajadas mientras mataba.

Norman, quien está herido de cuatro balazos en la espalda, sobrevivió arrastrándose sobre los cuerpos de sus amigos.

En un primer momento se supo el relato de Norman gracias a Deyni Ventura, un pastor de Orlando y amigo de la familia del joven, quien declaró a la prensa.

“(El asesino) se reía frenéticamente mientras baleaba a sus víctimas”, señaló el pastor.

“Dios estaba definitivamente con Norman en el momento de la matanza, esa noche festejaba que cumplía 26 años de edad. No puedo entender cómo salió con vida. Tuvo que pasar por encima de los cuerpos de su mejor amiga y su mejor amigo para ponerse a salvo”, dijo.

Según dijo el pastor, la víctima logró salir por un hoyo en la pared arrastrándose, cuando fue confrontado por los policías. Este agujero fue el mismo por el que el asesino Mateen minutos más tarde intentó escapar pero fue abatido a disparos.

“Norman les dijo consternado a los agentes armado: ‘¡no soy el tirador, soy una víctima, soy una víctima! y puso sus manos en el aire y luego se fueron hacia él”, dijo el pastor Ventura.

“Se está recuperando bien y podría ser dado de alta mañana”, contó.

También se conoció la historia de Ángel Colón, quien describió su espeluznante experiencia el martes en una conferencia de prensa en el hospital. En silla de ruedas, flanqueado por los doctores y enfermeras que lo atendieron, Colón dio su versión de los sucesos en el club nocturno Pulse.

Contó que el asesino le disparó a una joven que estaba a su lado, y luego le disparó a él, alcanzándole en la cadera y una mano. Se hizo pasar por muerto mientras el agresor seguía disparando.

La víctima dijo que cuando el atacante se acercó pensó: "Seré el próximo, me va a matar".

Colón agradeció al personal médico que lo atendió, afirmando que "los voy a apreciar el resto de mi vida".

 

Fuente: DailyMail/AP