• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Marine Le Pen pide disolver la Asamblea Nacional de Francia

Marine Le Pen | Foto: AFP

Marine Le Pen | Foto: AFP

Aseguró que está preparada para gobernar el país y cumplir las expectativas de los ciudadanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La líder del ultraderechista Frente Nacional (FN) de Francia, Marine Le Pen, pidió este domingo la disolución de la Asamblea Nacional de ese país de Europa para "darles la palabra a los franceses" y se consideró preparada para gobernar el país al opinar que el ascenso del "movimiento patriótico", según los sondeos, es irreversible.

Le Pen mantuvo el habitual tono crítico e irónico de sus discursos en la clausura de la universidad de verano de las juventudes del FN y arremetió contra la política del presidente francés, François Hollande. "Disolver la Asamblea sería la primera decisión responsable de Hollande desde mayo de 2012", afirmó en la localidad de Fréjus, en el suroeste de Francia, e insistió en que el estado del país es "catastrófico" y subrayó que son los franceses, y no los inquilinos del Elíseo, quienes sufren las consecuencias.

Le Pen llegó a la cita aupada por los buenos resultados de las más recientes encuestas, que avanzan que, en caso de que hubiera elecciones anticipadas, superaría a todos los potenciales candidatos de izquierda y derecha en la primera vuelta y lo haría también en la segunda si el oponente fuera Hollande.

"El movimiento que porta las ideas nacionales y patrióticas es irreversible. Los sondeos nos dan la esperanza. Nuestra progresión es espectacular. Espero el veredicto de las urnas, el único que cuenta", indicó ante los jóvenes de su partido. Las elecciones al Senado del 28 de septiembre, en las que se renovará la mitad de los escaños, serán en su opinión "capitales para enviar un mensaje fuerte al Gobierno", que según ella "ya no engaña a nadie con sus trucos de ilusionismo".

"Hollande busca ganar tiempo, pero esta crisis es demasiado grande y el mal demasiado profundo", indicó la líder ultraderechista, que vio a su partido como la única alternativa de gobierno ante los socialistas y la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP). Le Pen dijo dirigirse a esa "Francia silenciosa que sufre la precariedad, el desprecio de las élites", e instó también a abandonar "el museo de los horrores en que se ha convertido la Unión Europea" y a evitar someterse a sus órdenes y a las de la canciller de Alemania, Angela Merkel.

La representante del FN se mostró confiada en volver a "sorprender" en las elecciones del Senado y destacó que el respaldo a su partido supone recuperar "los intereses de los franceses y de Francia", para evitar también la situación registrada en los países vecinos. "Miren a los jóvenes griegos, a los españoles, a los italianos. ¿Creen que eligen partir? El exilio es forzado. Escuchad a la juventud española: 'No nos vamos, nos echan'. ¿Creen que es una situación deseable para Francia?", concluyó.