• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Margallo: Estamos en una situación extraordinariamente grave en Ucrania

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo | EFE

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo | EFE

El ministro español de Exteriores y Cooperación cree la negociación emprendida por Francia y Alemania para frenar la crisis entre Rusia y Ucrania es última oportunidad para evitar nueva Guerra Fría

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, aseguró que la negociación diplomática emprendida por Francia y Alemania para frenar la crisis ruso-ucraniana es la "última oportunidad" para evitar aumentar las sanciones a Moscú y una "nueva Guerra Fría".

"Probablemente el acuerdo al que se pueda llegar entre las partes involucradas en el conflicto es la última oportunidad antes de pasar a un escenario que se concretaría en un aumento de las sanciones, con un severísimo coste para todo el mundo", indicó García-Margallo ante la prensa a su llegada a un Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, que abordará la crisis en Ucrania entre otros temas.

En su opinión, "estamos en una situación extraordinariamente grave" en Ucrania.

Señaló que, hasta ahora, la UE en su conjunto "ha perdido en exportaciones 21.000 millones de euros", mientras que ha "afectado enormemente" a España en exportaciones agroalimentarias y turismo.

Por otra parte, García-Margallo alertó de que "se podría extender la tesis" que expresada en la Conferencia de Seguridad de Múnich el pasado fin de semana por algunos senadores republicanos estadounidenses sobre la posibilidad de entregar armas al Ejército ucraniano, lo cual supondría a su juicio "una escalada cuyas consecuencias no son previsibles".

"En cualquiera de los dos casos, lo que nos encontraríamos es en una situación de una nueva Guerra Fría", aseveró el ministro español, que abogó en cambio por "llegar a un acuerdo y establecer mecanismos para estar seguros de que ese acuerdo se aplica".

"El mantener la unidad de Europa es importante en todas las cuestiones de política exterior, y en esta lo es mucho más", dijo, a la vez que defendió que "Europa tiene que tener una voz propia sin perjuicio de que tengamos que consultar con nuestros aliados, fundamentalmente con Estados Unidos".

"Pero para entendernos con EE.UU., insisto, la unidad de acción en este tema es absolutamente necesaria", señaló García-Margallo, quien advirtió de que este conflicto "está al lado de casa" y "afecta a Europa de manera mucho más importante que a Estados Unidos".

Preguntado por la opción de entregar armas a Ucrania, el titular español dijo que, tras participar esta mañana en un desayuno previo al consejo con los ministros pertenecientes al Partido Popular Europeo, hay "unanimidad" en que "no somos partidarios de armar al Ejército ucraniano".

"Eso sería respondido por la otra parte con otra escalada armamentística y, por tanto, no haríamos más que echar leña, gasolina al fuego", enfatizó.

Aseguró que "todos están apoyando decididamente los esfuerzos de los colegas franceses y alemanes para llegar a un acuerdo pacífico, porque ese acuerdo es la única solución para no llegar a una situación de guerra fría, económica o incluso militar".

Desde su punto de vista, "lo importante ahora es llegar a un acuerdo, Minsk II, y sobre todo establecer mecanismos para que ese acuerdo se aplique".

"Los separatistas, lo que querrían, es que las regiones tuvieran competencias en política exterior, para poder vetar la adhesión de Ucrania a la UE y, más importante, a la Alianza Atlántica", indicó.

Fuentes europeas aseguraron que las sanciones contra otras 19 personas y nueve entidades que los ministros tenían previsto aprobar hoy de manera directa "aún se están discutiendo".

Agregaron que su adopción "podría retrasarse al jueves", cuando habrá una reunión informal de los líderes de la UE, ante la cumbre convocada en Minsk entre Rusia, Ucrania, Alemania y Francia para intentar buscar una solución.

"En principio creo que no hay dificultad alguna para estudiar esas sanciones, y sigue estudiándose la posibilidad de establecer sanciones económicas y financieras", afirmó García-Margallo.