• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Manifestantes cerraron refinería en Libia

Las personas bloquearon las entradas a las oficinas de la compañía Arabian Gulf Oil, rama de la Corporación Petrolera Nacional, del estado, en la ciudad portuaria de Tobruk, precisó el funcionario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Decenas de manifestantes libios cerraron el miércoles una refinería petrolera en el este del país en reclamo de empleos que, según dijeron, prometieron a 1.000 personas, sostuvo un funcionario de una empresa petrolera de propiedad estatal.
 
El cierre constituye la más reciente alteración de la economía en los últimos meses después que las milicias, al ocupar varias terminales de petróleo y gas, redujeron drásticamente la producción y privaron al estado de los muy necesitados ingresos.
 
Los manifestantes bloquearon las entradas a las oficinas de la compañía Arabian Gulf Oil, rama de la Corporación Petrolera Nacional, del estado, en la ciudad portuaria de Tobruk, precisó el funcionario. También bloquearon una intersección frente a la refinería y obligaron al gobierno a detener la producción de combustible y gas natural destinados al consumo local, agregó.
 
 El funcionario habló con la condición de no ser identificado por no estar autorizado a divulgar información.
 
Desde el verano, las milicias han cerrado la principal terminal de al-Hariga, en Tobruk, y otras cuatro terminales para la exportación petrolera en el este exigiendo un estado semiautónomo para la región que produce la mayoría del petróleo en Libia.
 
La semana pasada las milicias locales se dividieron en dos facciones, una de las cuales llegó a un acuerdo con el gobierno para reabrir las terminales en una semana. Pero la otra facción no cedió y no está en claro cuánto tiempo seguirán  bloqueados los puertos.
 
Las milicias libias, fuertemente armadas, muchas de ellas integradas por los rebeldes que combatieron al dictador Moamar Gadafi, se han beneficiado desde la guerra civil del 2011 que terminó con el derrocamiento y muerte de aquel. Desde entonces han afectado a los sucesivos gobiernos de transición.
 
 Con frecuentes asesinatos de figuras públicas y funcionarios de seguridad, gran parte de la anarquía reinante se atribuye a dichos grupos. Pero el gobierno también depende de muchos de ellos para suministrar seguridad en ausencia de una fuerza policial efectiva.
 
  Desde que las milicias empezaron a bloquear la actividad petrolera en el verano, la producción libia ha declinado a unos pocos cientos de miles de barriles diarios en comparación con la anterior de 1.400 millones de barriles. El gobierno dice que el cierre cuesta al estado 130 millones de dólares diarios.