• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Manifestaciones previstas en Egipto para el primer viernes del Ramadán

Algunos foros de internet se han llenado de llamadas airadas de venganza contra el ejército de Egipto / BBC Mundo

Algunos foros de internet se han llenado de llamadas airadas de venganza contra el ejército de Egipto / BBC Mundo

Diferentes manifestaciones fueron convocadas en El Cairo para este viernes, pero la capacidad de movilización del grupo está en entredicho ya que muchos de sus líderes fueron detenidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Egipto se prepara para un día crucial este primer viernes del mes sagrado del Ramadán en el que partidarios y detractores del depuesto presidente Mohamed Mursi convocaron manifestaciones en un contexto de tensión creciente tras el derrocamiento del líder islamista.

Por su parte, el nuevo primer ministro egipcio, Hazem Beblawi, afirmó el jueves en una entrevista telefónica con AFP que no descarta la entrada de los Hermanos Musulmanes en el próximo gobierno de transición, a pesar de la desconfianza de los defensores del expresidente. Sin embargo, los Hermanos Musulmanes, el influyente grupo del que procede Mursi, prometieron que seguirán protestando hasta que sea restablecido en su puesto. El grupo "continuará con sus protestas pacíficas hasta la caída del golpe militar y la vuelta de la legitimidad", dijo Ahmed Aref, portavoz de la cofradía.

Diferentes manifestaciones fueron convocadas en El Cairo para este viernes, pero la capacidad de movilización del grupo está en entredicho ya que muchos de sus líderes fueron detenidos, están huidos o permanecen en un segundo plano. El bando de los 'anti-Mursi' también llamaron a manifestarse con una masiva iftar - comida con la que se rompe el ayuno musulmán - en la plaza Tahrir este viernes.

Los militares derrocaron a Mursi el 3 de julio después de que millones de personas tomaran las calles pidiendo su dimisión. Desde que fue depuesto, violentos enfrentamientos se produjeron en el país y hasta el momento se saldaron con un centenar de muertos. Hombres armados mataron este viernes a un policía egipcio en un ataque con granadas contra un punto de control en el Sinaí, indicaron responsables de la seguridad y fuentes médicas. Un puesto de policía también fue atacado en la ciudad de El Arish, indicaron los responsables de la seguridad. Los ataques se han multiplicado desde la destitución de Mursi.

En este contexto, el nuevo primer ministro Beblawi debe formar un gobierno interino y aseguró a AFP que sigue estudiando su futura composición. "Por el momento no contacté a nadie", afirmó. "Tengo dos criterios para el próximo gobierno. La eficacia y la credibilidad", precisó. "No me preocupo por la pertenencia política", aseguró Beblawi, exviceprimer ministro y ministro de Finanzas durante el primer período de transición 'post-Mubarak'.

El miércoles, los Hermanos Musulmanes afirmaron que "no pactan con golpistas", refiriéndose a las Fuerzas Armadas que lideraron un golpe de Estado contra Mursi, elegido presidente en junio de 2012, y rechazaron la oferta de formar parte del nuevo gobierno. A pesar de ello, Beblawi dijo que "si el Partido de la Libertad y la Justicia (PLJ, brazo político de la cofradía) propone a alguien, es que esa persona está cualificada para el puesto" y su designación podría evaluarse.

La tarea del nuevo jefe de gobierno, de 76 años, será especialmente ardua. Su primera misión es mantener en pie el proceso de transición política diseñado por el presidente interino, Adly Mansur, que prevé sobre todo la redacción de una nueva Constitución y la celebración de elecciones legislativas antes de inicios de 2014. El proyecto fue rechazado por los islamistas y criticado por la coalición laica anti-Mursi, que lamentó no haber sido consultada y prometió presentar enmiendas.

La desconfianza de los islamistas pro-Mursi hacia las nuevas autoridades fue reforzada por la nueva orden de detención emitida el miércoles contra el Guía Supremo de los Hermanos Musulmanes y otros responsables de la cofradía por los enfrentamientos del lunes, que se saldaron con 53 muertos y 480 heridos ante la sede de la Guardia Republicana. La investigación de estos hechos, los más graves desde el inicio de la revuelta, llevó a la inculpación de unas 200 personas sobre todo por "homicidio". Según los Hermanos Musulmanes, que lo consideraron una "matanza" y llamaron a un "levantamiento", soldados y policías dispararon sin motivo a los manifestantes, mientras el ejército alegó haber actuado tras un ataque de "terroristas armados".

La noche del miércoles, tras la ruptura del ayuno correspondiente al primer día del Ramadán, miles de personas se sumaron a los pro-Mursi que se manifiestan desde hace 15 días delante de la mezquita Rabaa al Adawiya de El Cairo, en el barrio de Nasr City, constató un periodista de AFP. Tras varios días sin información al respecto, un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores dijo el miércoles que el derrocado presidente Mursi se halla "en un lugar seguro por su propio bien", "está siendo tratado dignamente" y por el momento no hay cargos contra él.

Un cristiano de Egipto (copto) fue encontrado decapitado el jueves en el norte de la Península del Sinaí, varios días después de haber sido secuestrado por hombres armados, dijeron a AFP responsables de la seguridad y testigos. Según una fuente de la seguridad, fue secuestrado por "grupos extremistas" el sábado pasado, el mismo día que un sacerdote copto fue asesinado por hombres armados.

Estados Unidos, un importante apoyo financiero de Egipto -y en particular de su ejército- indicó el jueves que continuarán con la entrega de cazas F-16 adquiridos por Egipto en 2010, pero instó a los líderes provisionales del país y al ejército a detener los arrestos arbitrarios de los Hermanos Musulmanes. "Si las detenciones continúan siendo politizadas, es difícil ver cómo Egipto se moverá más allá de esta crisis", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, a periodistas.