• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mandela responde positivamente al tratamiento de su infección pulmonar

El ex presidente de Sudáfrica Nelson Mandela / AP

El ex presidente de Suráfrica Nelson Mandela / AP

Mandela, de 94 años, sigue "bajo tratamiento y observación en el hospital"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente surafricano Nelson Mandela sigue en el hospital y "responde positivamente" al tratamiento de la recaída de la infección pulmonar por la que ingresó ayer, informó hoy la Presidencia del Gobierno de Suráfrica.

Mandela, de 94 años, sigue "bajo tratamiento y observación en el hospital", anunciaron los médicos, según un comunicado emitido por la Presidencia surafricana.

El ex mandatario fue ingresado poco antes de la pasada medianoche por una "recaída" de la "infección pulmonar", indicó previamente el Gobierno.

El portavoz presidencial, Mac Maharaj, había asegurado horas antes que Mandela se encontraba "consciente", tanto en el momento de su hospitalización como después de ser internado.

El presidente surafricano, Jacob Zuma, deseó a Madiba (nombre del clan de Mandela en lengua xhosa y como se le conoce cariñosamente en Sudáfrica) una rápida recuperación, y pidió "a los sudafricanos y al mundo" que rezaran "por Mandela y su familia".

Además, la Presidencia del país austral pidió respetar la "privacidad" de Mandela para "dejar a los médicos hacer su trabajo".

El ingreso de este miércoles es la quinta hospitalización de Mandela en poco más de dos años.

Madiba, que durante 67 años luchó contra el sistema de segregación racial del "apartheid" impuesto por la minoría blanca en Sudáfrica, sufre problemas respiratorios surgidos durante sus 27 años de reclusión por parte del citado régimen.

Mandela fue hospitalizado el pasado 9 de marzo para ser sometido a pruebas médicas rutinarias con un resultado satisfactorio.

Asimismo, el premio nobel de la Paz de 1993 fue operado el pasado diciembre de cálculos en la vesícula y tratado de complicaciones respiratorias, durante una estancia de más de dos semanas en el hospital, lo que provocó insistentes rumores sobre su muerte.

El primer presidente negro de Sudáfrica vive entre Johannesburgo y Qunu, la localidad oriental donde pasó su infancia, bajo permanente vigilancia medica.