• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mandela mejora pero sigue grave tras cumplir una semana en el hospital

Nelson Mandela | Reuters

Nelson Mandela | Reuters

El presidente surafricano Jacob Zuma pidió a las personas tener presente a "Madiba" en sus oraciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente surafricano Nelson Mandela cumple hoy una semana hospitalizado por la recaída de una infección pulmonar tras experimentar una mejoría en los dos últimos días, aunque sin salir aún de la gravedad.

El exactivista contra el régimen racista del "apartheid", de 94 años, recibió anoche la visita del presidente de Suráfrica, Jacob Zuma, en el hospital de Pretoria en el que está internado.

Tras ver al ex mandatario, Zuma anunció que "la salud de Madiba -como se conoce popularmente a Mandela en su país- continúa mejorando, pero su estado sigue siendo grave".

"Seguimos pidiendo a la gente que siga teniendo presente a Madiba en sus oraciones y le desee una rápida recuperación", agregó el jefe del Estado en un comunicado, tras su primera visita a Mandela desde su ingreso el pasado sábado.

Zuma visitó al ex presidente acompañado de Zweli Mkhize, tesorero del gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA), la organización que en su día lideró Mandela.

El portavoz del CNA, Jackson Mthembu, consideró "alentador" el parte de Zuma, y pidió a los sudafricanos que continúen transmitiendo sus buenos deseos a Mandela y su familia.

La primera buena noticia sobre el estado de Madiba la divulgó el propio Zuma este miércoles tras hablar con los médicos que tratan el célebre paciente.

El presidente surafricano aseguró entonces que Mandela "está respondiendo mejor" al tratamiento de la infección pulmonar por la que fue ingresado el sábado en estado "grave pero estable".

Desde el pasado mes de diciembre, el exmandatario ha sido ingresado cuatro veces por sus problemas respiratorios, contraídos durante los 27 años que pasó en las cárceles del "apartheid".

Numerosos periodistas de todo el mundo hacen guardia desde el sábado ante el Medi-Clinic Heart Hospital de Pretoria, y algunos medios han alquilado balcones frente a la entrada del centro.