• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La familia Mandela se enfrenta en los tribunales por la sepultura familiar

Zenani Dlamini, hija del ex presidente de Suráfrica, Nelson Mandela / AFP

Zenani Dlamini, hija del ex presidente de Suráfrica, Nelson Mandela / AFP

El líder de 94 años, se encuentra desde el domingo en estado crítico en el hospital de Pretoria en el que fue ingresado el 8 de junio, tras sufrir una recaída de una infección pulmonar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las tres hijas del expresidente sudafricano Nelson Mandela y otros catorce miembros de su familia obtuvieron una orden judicial para poder volver a sepultar los restos exhumados de tres hijos del exmandatario en la localidad suroriental de Qunu, donde Mandela pasó su niñez.

La edición digital del semanario local "Mail & Guardian" informó de que la Justicia sudafricana dio la razón a diecisiete miembros de la familia Mandela frente a Mandla Mandela, uno de los nietos del héroe sudafricano y jefe tradicional de Mvezo, lugar de nacimiento de su abuelo.

Hace dos años, Mandla Mandela mandó trasladar a Mvezo, sin el consentimiento de la familia, los restos de tres hijos del exmandatario, hasta entonces sepultados en un terreno familiar en la cercana Qunu, donde Mandela tiene una casa y quiere ser enterrado.

De acuerdo con la decisión judicial, los restos de los tres hijos de Madiba (nombre del clan de Mandela en el idioma xhosa y con el que se le conoce cariñosamente) podrán volver al panteón familiar en Qunu.

Nelson Mandela, de 94 años, se encuentra desde el domingo en estado crítico en el hospital de Pretoria en el que fue ingresado el 8 de junio, tras sufrir una recaída de una infección pulmonar.

Madiba luchó durante 67 años contra el régimen de segregación racial del "apartheid", en cuyas cárceles pasó 27 años y contrajo los problemas respiratorios que padece de forma recurrente.

Tras ser liberado en 1990, Madiba encabezó, junto al último presidente del "apartheid", Frederik De Klerk, el desmantelamiento pacífico del régimen racista, por lo que ambos recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1993.

Elegido como presidente en 1994, Mandela afianzó desde la jefatura del Estado una difícil paz racial, después de más de cuatro décadas de dominación racista institucionalizada de la minoría blanca de Sudáfrica.