• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mandatarios y veteranos honran a caídos hace 70 años en el Día D

Un hombre camina entre las tumbas del cementerio estadounidense donde están enterrados soldados fallecidos en el Día D | FOTO EFE

Un hombre camina entre las tumbas del cementerio estadounidense donde están enterrados soldados fallecidos en el Día D | FOTO EFE

El presidente Obama agradeció el esfuerzo de los hombres que lucharon una guerra para alcanzar la paz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 70º aniversario del 6 de junio de 1944 se celebró ayer en Ouistreham, sobre Sword Beach, en presencia de unas 8.000 personas, entre ellas 20 jefes de Estado y de gobierno y mil entusiastas veteranos combatientes del “Día D”.

Mientras el sol salía ayer sobre una nubosa playa Omaha, las banderas se izaron a media asta y los soldados se pusieron firmes a las 6:30 am, hora exacta en que inicio el desembarco de tropas aliadas el 6 de junio de 1944.

Coronas, desfiles y paracaidistas conmemoraron el mayor ataque anfibio de la historia, ocurrido en la Segunda Guerra Mundial, cuando 160.000 soldados estadounidenses, británicos y canadienses desembarcaron para enfrentar a los nazis, propiciando su derrota y el advenimiento de la paz en Europa.

Flanqueado por encorvados veteranos de guerra, la mayoría de más de 90 años de edad y algunos en sillas de ruedas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se unió a su par de Francia, François Hollande, para reafirmar la solidaridad entre ambos países en el Cementerio Americano de Normandía, ante las 9.387 lápidas de mármol de los soldados estadounidenses caídos.

“Las playas de Normandía fueron en 1944 la cabeza de playa de la democracia. La victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial modeló la seguridad y el bienestar para el futuro. Estos hombres libraron una guerra para que nosotros pudiésemos conocer la paz”, agradeció Obama mientras el público los ovacionó.

Hollande manifestó que Europa y el resto de aliados tienen todavía el deber y la obligación de preservar la paz.

“Nos corresponde ser fieles a su sacrificio construyendo en nombre de las generaciones futuras un mundo más justo y más humano”, expresó el mandatario de Francia, quien también le pidió a la Unesco que declare las playas de Normandía como patrimonio mundial de la Humanidad.

La reina Isabel II, de 88 años de edad, la única jefa de Estado que vivía en la época de la confrontación, llegó en tren el jueves por la tarde a París acompañada de su esposo el príncipe Felipe, para participar en las ceremonias del aniversario del desembarco.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, destacó que la Unión Europea se asienta sobre el principio de que nunca se debe volver a poner en riesgo la paz.

“Al rendir homenaje a la extraordinaria valentía de las tropas aliadas que lucharon en las playas de Normandía y más allá para liberar a nuestro continente, los europeos reafirman también un principio fundamental de nuestra Unión: que nunca más debemos permitir que se ponga en riesgo la paz en nuestro territorio”, afirmó en un comunicado

La ocasión sirvió también para facilitar un primer encuentro entre el presidente de Rusia, Vladirmir Putin, y el de Ucrania, Petro Poroshenko, tras la anexión de Crimea, además la reunión de 15 minutos de Obama y su par ruso.


Recuerdo. La batalla de Normandía provocó cerca de 37.000 muertos en el bando aliado y entre 50.000 y 60.000 del lado nazi. La mayoría de los excombatientes ya tiene más de 90 años de edad, por lo que para muchos ayer fue probablemente la última vez que pisaron la arena de las playas cuyos nombres en código eran Utah, Omaha, Sword, Juno y Gold.

Un soldado participante en el “Día D”, el escocés Jock Hutton de 89 años de edad, saltó ayer en tandem junto a 300 paracaidístas británicos, estadounidenses y franceses. “A mi edad, la vida puede volverse un poco aburrida, entonces hay que saltar sobre todas las ocasiones para revivir emociones”, resumió.