• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mali muestra su pesar por la muerte a tiros de predicadores mauritanos

El estamento militar maliense insistió tras lo ocurrido en que el vehículo en el que viajaban los predicadores no respetó las barreras del puesto de control en el que fueron abatidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno maliense ha mostrado su pesar por la muerte ayer, domingo, de 16 predicadores islámicos, ocho de ellos de nacionalidad mauritana, por disparos de militares malienses, y ha enviado una delegación a Nuackchot para tratar la cuestión.

"El Gobierno de transición ha enviado hoy una misión de urgencia a Mauritania, encabezada por el ministro de Exteriores, Tiéman Coulibaly", aseguró un comunicado oficial difundido hoy en la capital maliense.

El envío de esta delegación se produce después de que el Ejecutivo mostrara oficialmente su pesar por estas muertes y anunciara la apertura de una investigación por el fallecimiento de los 16 predicadores islámicos en un puesto de control cerca de la localidad de Yabali, una zona militar en el centro de Mali.

Un alto funcionario del Ministerio de Exteriores de Mali, que habló bajo condición de anonimato, declaró hoy a Efe que lo ocurrido ha "perturbado intensamente la atmósfera entre Bamako y Nuackchot".

El estamento militar maliense insistió tras lo ocurrido en que el vehículo en el que viajaban los predicadores no respetó las barreras del puesto de control en el que fueron abatidos.

En cuanto al gobierno mauritano, en las últimas horas hizo pública una declaración para condenar "la masacre odiosa" cometida sobre los predicadores, en un comunicado redactado en términos muy duros y que dejan ver la tensión entre los dos países.

Mauritania se dice indignada "antes este acto criminal incalificable, cometido a sangre fría, sin aviso ni advertencias, contra pacíficos predicadores musulmanes que no disponían de más armas que su fe, llegados para traer un mensaje de paz, fraternidad y tolerancia en un país que lo necesita tanto".

El gobierno de Nuakchot recuerda que el crimen fue cometido "por hombres armados, vestidos con el uniforme del ejército regular de su país".

Partidos políticos y organismos civiles en Nuakchot también han condenado el crimen y han advertido que puede traer repercusiones sobre la frágil estabilidad de la zona, escenario de la actividad de varios grupos islamistas, entre ellos Al Qaeda en el Magreb Islámico.