• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mali redobla sus contactos internacionales para frenar a rebeldes salafíes

Soldados en Mali / AFP

Soldados en Mali / AFP

El ataque rebelde supone la primera ofensiva de esta magnitud contra territorio bajo la órbita de Bamako desde el pasado abril

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Mali, Dioncunda Traoré, se ha puesto en contacto en las últimas 48 horas con varios dirigentes políticos y organizaciones internacionales para intentar frenar la ofensiva que lanzaron el pasado lunes los grupos rebeldes salafíes que controlan el norte del país.

Según un comunicado presidencial, Traoré, que tiene previsto dirigirse hoy a la nación, iniciará el próximo lunes una gira europea que le llevará a París y Bruselas.

Allí, tiene previsto reunirse con el presidente francés, Francois Hollande, con el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso y con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, entre otras personalidades.

Asimismo, el presidente se ha puesto en contacto con la ONU, la Unión Africana y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), para discutir la situación en el país, después de que el grupo salafí Ansar al Din se hiciera ayer con el control de la localidad de Kona, en el centro-este de Mali.

El ataque rebelde supone la primera ofensiva de esta magnitud contra territorio bajo la órbita de Bamako desde el pasado abril.

Una fuente militar dijo a Efe que, paralelamente a los contactos presidenciales, el primer ministro maliense, Django Sissoko, viajará a Argelia este fin de semana para hablar con las autoridades de ese país norteafricano, reticentes a una intervención militar internacional y defensoras de una solución dialogada.

El norte de Mali está controlado desde el pasado junio, entre otros, por el grupo radical islámico Ansar al Din (Seguidores de la Religión), que aboga por una aplicación rigorista de la ley islámica.

Los combatientes Ansar al Din, apoyados por los terroristas de Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO), se hicieron con esta vasta región de 850.000 kilómetros cuadrados y conocida como Azawad, tras expulsar a otra agrupación rebelde tuareg, el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA), que en marzo había arrebatado esta región a las fuerzas regulares.

Ansar al Din, que en diciembre ratificó un cese de hostilidades con Bamako para intentar avanzar hacia una solución dialogada, rompió esa tregua a principios de año y el pasado lunes lanzó una ofensiva contra Kona, situada en la provincia maliense de Mopti.

Según Sanda Uld Bumana, próximo al máximo líder de Ansar al Din, Iyad Ag Gali, su ofensiva es "una advertencia para aquellos que quieren intervenir" militarmente en el norte de Mali.

Las autoridades de Bamako han enviado refuerzos a Mopti capital y fuentes militares han confirmado la llegada de un avión en el que viajaban militares franceses.

Las mismas fuentes han asegurado que Burkina Faso y Níger, vecinos de Mali, han reforzado las seguridad de sus fronteras.