• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mahmud Abás declara tres días de luto en Palestina por los muertos de Gaza

Mahmud Abás, presidente del estado palestino / EFE

Mahmud Abás, presidente del estado palestino / EFE

Las banderas ondearán a media asta y los comercios que se sumen al luto permanecerán cerrados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, declaró hoy tres días de luto en Cisjordania en solidaridad con Gaza, donde la operación militar israelí ya ha dejado más de 430 muertos y cerca de 3.000 heridos.

Según informó la agencia oficial palestina Wafa, el Gobierno decretó tres jornadas de luto por "los mártires de nuestro pueblo en la franja de Gaza y los mártires de Shahaiya, masacre cometida por el Gobierno de Israel en la madrugada del domingo".

Las banderas ondearán a media asta y los comercios que se sumen al luto permanecerán cerrados, tras la muerte hoy de casi un centenar de palestinos en ataques israelíes en Gaza, en la jornada más sangrienta desde que el pasado 8 de julio el Ejército de Israel lanzara su ofensiva militar contra la Franja.

El Gobierno de la ANP calificó lo ocurrido en el barrio del este de la franja como "crimen de guerra" y condenó "en los términos más enérgicos la atroz masacre cometida por fuerzas de la Ocupación israelí contra civiles palestinos inocentes en la zona".

El Gobierno, formado después del proceso de reconciliación entre Al Fatah y Hamás, exigió en un comunicado una vez más a la comunidad internacional que intervenga para "detener la agresión israelí contra el pueblo palestino" y exhortó a todas las organizaciones humanitarias a prestar su ayuda.

"El Gobierno considera las continuas masacres israelíes contra nuestro pueblo en Gaza, la más reciente la de Shahaiya, como crímenes de guerra que exigen una inmediata intervención internacional para proteger a los civiles de Gaza bajo las Convenciones de Ginebra", concluye la nota.

Mientras tanto, cientos de personas protestaron hoy en las calles de Ramala y de Yenín, en el norte de Cisjordania, para mostrar su repulsa contra la operación militar israelí en la franja.