• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Maduro denuncia presunta campaña de prensa colombiana contra Venezuela

El presidente llamó a los jóvenes a celebrar el día de la Juventud marchando | Captura VTV

El presidente Maduro criticó a los medios colombianos | Captura VTV

“No podemos seguir aceptando que la oligarquía mediática colombiana siga mintiendo y sembrando odio sobre Venezuela, es una aberración total”, declaró el presidente de la República

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro dijo que la prensa colombiana ha emprendido una campaña contra Venezuela y exhortó a los medios a un debate público.

“No podemos seguir aceptando que la oligarquía mediática colombiana siga mintiendo y sembrando odio sobre Venezuela, es una aberración total”, dijo Maduro el domingo al denunciar la supuesta existencia de una campaña mediática que se estaría promoviendo desde Colombia contra Venezuela.

El gobernante afirmó en su cuenta de Twitter que según cifras oficiales en los últimos nueve años han emigrado al país casi 800.000 colombianos y que en el país viven más de 5 millones de colombianos. "¿Por qué se vienen del paraíso al infierno que ustedes dibujan?", inquirió el mandatario al cuestionar a los medios colombianos.

Maduro expresó que estaba dispuesto a asumir un debate en defensa del país y exhortó a la prensa de Colombia a debatir "sobre la verdad".

"Llamo a nuestros pueblos de Colombia y Venezuela a salirle al paso a esta campaña de odio y mentiras contra Venezuela", agregó.

El mandatario fustigó con dureza a mediados de mes una caricatura del colombiano Vladdo, publicada en la revista Semana, en la que se mostraban la versión oficial del escudo nacional y otra formada con los símbolos destruidos y un caballo débil y batido, y sostuvo que formaba parte de una campaña de desprestigio contra su gobierno que estaría impulsando desde Colombia.

Maduro, al igual que su antecesor, el fallecido Hugo Chávez, ha mantenido desde que asumió el gobierno en abril de 2013 tirantes relaciones con los medios locales y algunos extranjeros, a los que ha acusado de difundir mentiras y de conspirar contra su gobierno.