• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Maduro deberá vestir frac para reunirse con el papa Francisco

El presidente Nicolás Maduro / EFE

El presidente Nicolás Maduro / EFE

El Presidente de Venezuela será el séptimo mandatario latinoamericano recibido por el pontífice

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro deberá abandonar hoy las chaquetas con los colores de la bandera de Venezuela y las camisas manga larga unicolor –principalmente blanco, rojo o verde– que han sido su atuendo rutinario durante la campaña electoral y los primeros meses de gobierno. ¿La razón? La reunión que tiene prevista con el papa Francisco en el Vaticano.

El protocolo de la Santa Sede es estricto e indica que, en una visita de Estado, los civiles vestirán frac, los militares uniforme de gala y los eclesiásticos sotana con faja. Las mujeres deben usar traje negro y cubrirse la cabeza. Sólo las majestades católicas (las reinas de Bélgica y España y la gran duquesa de Luxemburgo) tienen el privilegio de vestir de blanco.

Ningún mandatario extranjero llega a su cita con el pontífice por sus propios medios. Automóviles con matrícula del Vaticano buscarán a Maduro y la delegación venezolana en el lugar de Roma donde se hospeden. Durante el trayecto estarán acompañados por el consultor del Estado Vaticano y los gentilhombres de su santidad (rango más alto al que los católicos laicos pueden aspirar).

El cortejo se desplazará hacia la Plaza de San Pedro por la Vía de la Conciliación, en dirección al Arco de la Campana y bordeando la basílica, y se detendrá en el Patio de San Dámaso. Allí el presidente de Venezuela será recibido por el prefecto de la Casa Pontificia, el delegado de la Comisión Pontificia y el comandante de la Guardia Suiza, que lo acompañarán durante toda su estadía.


Honores. La visita comenzará con la rendición de honores por parte de la Guardia Suiza y la interpretación de los himnos de Venezuela y del Vaticano por la banda de la Santa Sede. Luego Maduro –que podrá estar acompañado por su cónyuge, el canciller y el embajador– se trasladará al interior con la comitiva del Vaticano y el resto de la delegación se irá con los gentilhombres.

En la Sala Clementina estarán esperando el limosnero de su santidad y el príncipe asistente, quienes junto con el prefecto de la Casa Pontificia acompañarán al mandatario hasta el Salón del Trono, donde será recibido por Francisco. Ambos pasarán luego a la biblioteca para la reunión privada. Concluida la entrevista, vendrá la presentación de la delegación al Papa, los discursos (breves) y el intercambio de regalos.

Luego de reunirse con el pontífice, Maduro se dirigirá al despacho del secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, a través de la escalera noble para su reunión. Luego de la presentación respectiva pasarán a la Sala de Audiencias, donde tendrán una conversación privada. Al final el cardenal presentará a sus colaboradores y el mandatario a los integrantes de su delegación.

El cortejo se trasladará después a la Sala Regia, donde tendrá lugar el encuentro con el cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede. El protocolo indica que la visita de Estado termina, en el caso de los gobernantes católicos, con una invitación a pasar a la basílica de San Pedro, donde suelen ser llevados ante el Santísimo Sacramento, el Altar de la Virgen y la Tumba de San Pedro.


Séptimo. El origen argentino de Francisco, que el 13 de marzo se convirtió en el primer papa nacido en América Latina, ha hecho que los presidentes de la región –que alberga a casi la mitad de los católicos del mundo– se muestren muy interesados en reunirse con él. Los jefes de Estado de Argentina, Brasil, Chile, México y Panamá estuvieron presentes el 19 de marzo en la misa inaugural de su pontificado.

Francisco, además, ha recibido a seis gobernantes de la región en menos de tres meses al frente del Vaticano. La primera fue Cristina Fernández de Kircher (Argentina) el 18 de marzo. Dilma Rouseff (Brasil) estuvo el 20 de marzo, Rafael Correa (Ecuador) el 19 de abril, Juan Manuel Santos (Colombia) el 13 de mayo, Mauricio Funes (El Salvador) el 23 de mayo y José Mujica (Uruguay) el 1° de junio.

Maduro, por tanto, será el séptimo mandatario latinoamericano recibido por el Papa. El fallecido presidente Hugo Chávez viajó tres veces al Vaticano. En 2006 se reunió con Benedicto XVI y en 1999 y 2001 con Juan Pablo II, que es el único pontífice  que ha visitado Venezuela: estuvo en 1985, en el gobierno de Jaime Lusinchi, y en 1996, en el segundo mandato de Rafael Caldera.








ahinds@el-nacional.com