• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Maduro dice que ataque a Siria sería inicio de una "guerra desastrosa"

El presidente Nicolás Maduro / Reuters

El presidente Nicolás Maduro / Reuters

Para el primer mandatario, la intervención militar en el país asiático, que teóricamente sería liderada por Estados Unidos, ya "ha sido decidida"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo hoy que la posible intervención internacional en el conflicto de Siria supondría el inicio de una "guerra desastrosa" e instó al mundo a "ponerse de pie". "Alertamos al mundo (...) para que se ponga de pie y rechacemos la intervención militar contra Siria. Un ataque contra Siria pudiera ser el inicio de una gran conflagración internacional. Sin lugar a dudas, un ataque contra Siria sería el inicio de una guerra desastrosa", manifestó Maduro.

Para Maduro, la intervención militar en el país asiático, que teóricamente sería liderada por Estados Unidos, ya "ha sido decidida". "Nosotros abogamos por la paz. Por la paz en Siria. Por la búsqueda de fórmulas pacíficas para evitar que siga la guerra terrorista contra el pueblo de Siria", indicó en un acto en uno de los buques militares rusos que visitan estos días Venezuela. Maduro indicó que "ahora quieren destruir y partir a pedazos Siria".

La Casa Blanca indicó hoy que "debe haber una respuesta" a esta "violación de las normas internacionales", después de la denuncia del presunto uso de armas químicas por parte de partidarios del presidente sirio, Bachar al Asad, en un ataque a las afueras de Damasco el 21 de agosto que causó más de mil muertos. La intervención militar, que podría contar con el paraguas de la OTAN, no pasaría el filtro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por la oposición de Rusia y China, se prolongaría dos o tres días con bombardeos selectivos no solo limitados a instalaciones del programa de armamento químico sirio, según diarios de EE.UU. El conflicto civil sirio, ha causado más de 100.000 muertos en casi año y medio de hostilidades entre la fragmentada oposición, que incluye a grupos vinculados con Al Qaeda, y el régimen de Al Asad, respaldado por Irán y la milicia chiíta Hizbulá.