• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Maduro acusa a Ban Ki-moon de ponerse "al servicio de estrategias de guerra"

Nicolás Maduro / AVN

El presidente, Nicolás Maduro / AVN

El primer mandatario aseguró que aunque un Gobierno haya utilizado un arma prohibida, "no se justifica bombardear a todo un pueblo para asesinarlo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este lunes al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de ponerse "al servicio de la estrategia de la guerra" con el informe del organismo que confirmó el uso de armas químicas en Siria.

"Quieren justificar la guerra ahora por el informe de la ONU que ya anunció Ban Ki-moon.¡Qué cosas de Ban Ki-moon!. ¿Por qué el secretario general de la ONU se presta como si fuera fiscal y juez (...) y se pone al servicio de la estrategia de guerra?", se preguntó Maduro en una alocución televisada.

Ban Ki-moon debería estar "al servicio de la paz", añadió el presidente venezolano.

Indicó que de demostrarse que "algún órgano" del Gobierno sirio se valió de armas prohibidas "en esa guerra civil interna en la que se han lanzado armas químicas diversas", se deberían activar "los mecanismos internacionales" y proceder con los juicios respectivos "de acuerdo a la ley internacional".

Y aunque un gobierno haya utilizado un arma prohibida, "no se justifica bombardear a todo un pueblo para asesinarlo", remarcó el gobernante suramericano.

El secretario general de la ONU aseguró hoy ante el Consejo de Seguridad del organismo mundial que los expertos confirmaron el uso de gas sarín en el ataque del pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco, acción que calificó como "crimen de guerra".

"Los resultados son indiscutibles y abrumadores. Los hechos hablan por si solos", dijo Ban Ki-moon.

En Siria se produjo un crimen de guerra, una grave violación del Protocolo sobre la prohibición del uso de gases asfixiantes, tóxicos o similares y medios bacteriológicos, ante lo cual la comunidad internacional tiene la responsabilidad moral de llevar a los responsables ante la Justicia, añadió Ban Ki-moon.