• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Madre que mató a sus tres hijos pide herencia

Esta combinación de fotos cedida por la Policía del Condado Nassau muestra a Leatrice Brewer en 2003 junto a sus hijos Jewell Ward y Michael Demesyeux / AP

Esta combinación de fotos cedida por la Policía del Condado Nassau muestra a Leatrice Brewer en 2003 junto a sus hijos Jewell Ward y Michael Demesyeux / AP

La mujer de 33 años y de Nueva York, que fue declarada inocente por razones de enfermedad o defecto mental, desea una parte de la herencia de 350.000 dólares de sus hijos, de 6, 5 y 1 año de edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Leatrice Brewer ahogó a sus tres hijos pequeños en 2008 creyendo que los estaba salvando de los efectos mortales del vudú. Después trató infructuosamente de quitarse la vida dos veces.

Ahora esta mujer de 33 años y de Nueva York, que fue declarada inocente por razones de enfermedad o defecto mental, desea una parte de la herencia de 350.000 dólares de sus hijos, de 6, 5 y 1 año de edad. Su abogado afirma que no debe ser sometida a las leyes que prohíben a los delincuentes lucrar de sus delitos.

El juez Edward McCarthy, del Tribunal de Herencias del Condado Nassau, falló el jueves que Brewer puede ser trasladada de una instalación siquiátrica en el norte del estado de Nueva York para que declare sobre su solicitud el próximo mes.

Aunque el caso sentaría precedentes en Nueva York si Brewer gana, no se espera que reciba ninguna parte del dinero debido a una reclamación judicial de 1,2 millones de dólares en su contra por el valor de los servicios siquiátricos y otros que ha recibido desde su arresto, dijo el abogado.

Brewer admitió haber ahogado a los niños en la bañera de su apartamento de New Cassel, en Long Island, unos 32 kilómetros (20 millas) al este de la Ciudad de Nueva York, en febrero de 2008. Más tarde colocó a los niños en una cama y trató de suicidarse tomando una mezcla de varios productos de limpiezas. Cuando no lo logró, saltó desde una ventana del apartamento, en un segundo piso, pero sobrevivió.

En vez de enfrentar el juicio por tres cargos de asesinato, Brewer se declaró no responsable por razones de enfermedad o defecto mental. Los siquiatras determinaron que sufría de depresión severa y que mató a sus hijos para salvarlos de los efectos potencialmente fatales del vudú.

Brewer vive en un hospital siquiátrico hasta que los especialistas determinen que ya no sufre de ningún desorden mental.

Una ley de Nueva York llamada Son of Sam, por el nombre de un asesino múltiple de los años 70, y enmendada en 2001, tiene por fin evitar que los delincuentes lucren de sus delitos, como la venta de sus historias a casas editoriales o productores de cine. Pero el juez del caso de Brewer ha señalado algo único de este caso: Brewer no fue declarada culpable.

El caso ha atraído la atención de la entidad de servicios sociales del Condado Nassau, cuyos trabajadores sociales visitaron el apartamento de Brewer dos días antes de los asesinatos y no había nadie en casa, pero olvidaron de programar otra visita a la brevedad. Dos trabajadores sociales fueron suspendidos en el caso.

Demandas contra el condado presentadas por el padre de dos de los hijos de Brewer fueron satisfechas con un pago de $250,000. Otra demanda, presentada por el padre de la hija de 6 años de Brewer, fue satisfecha recientemente por $100,000.

El juez ha programado una audiencia para el 6 de noviembre.