• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Madero convoca a la unidad del PAN para volver al poder en México en 2018

Esta fue la primera vez en los 75 años de historia del conservador PAN en que los más de 200.000 militantes eligieron por voto directo y secreto a su presidente | EFE

Esta fue la primera vez en los 75 años de historia del conservador PAN en que los más de 200.000 militantes eligieron por voto directo y secreto a su presidente | EFE

Esta fue la primera vez en los 75 años de historia del conservador PAN en que los más de 200.000 militantes eligieron por voto directo y secreto a su presidente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El político mexicano Gustavo Madero, quien ganó la primera elección directa a la presidencia del Partido Acción Nacional (PAN), convocó a todos los militantes a superar las diferencias y a unir fuerzas para recuperar el poder en 2018.

"Hago un llamado a todos para dejar atrás la contienda interna, y a partir de este momento la prioridad debe estar centrada en los procesos electorales próximos, en la elaboración de leyes secundarias" y en ganar la elección presidencial de 2018, dijo Madero tras vencer a Ernesto Cordero en las votaciones.

Esta fue la primera vez en los 75 años de historia del conservador PAN en que los más de 200.000 militantes eligieron por voto directo y secreto a su presidente, facultad que siempre había estado en manos de un grupo reducido.

El nuevo dirigente tendrá el desafío de recuperar el liderazgo del PAN tras el descalabro en las elecciones presidenciales de 2012, cuando quedó en tercer lugar y tuvo que devolver el poder al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Desde entonces el PAN se mantiene como segunda fuerza electoral en las dos cámaras legislativas de México y gobierna tres estados del país en solitario y otros cuatro en coalición.

El triunfo de Madero supuso también una derrota de los políticos del PAN vinculados al expresidente Felipe Calderón (2006-2012), quien ha sido responsabilizado de la estrepitosa derrota electoral en los comicios de 2012, tras dos sexenios en el poder.

En el año 2000, el candidato presidencial del PAN, Vicente Fox, logró derrotar en los comicios presidenciales al PRI, que desde su fundación en 1929 se mantenía en el poder.

Pero las pugnas internas en el PAN, el desgaste de dos administraciones consecutivas y el escaso respaldo de Calderón a la candidata Josefina Vázquez Mota contribuyeron a la derrota de esta formación política en 2012.

En el proceso interno, Madero venció con el 56,76 % de los votos emitidos (88.537) frente al 43,24 % (77.447) obtenido por Cordero, considerado "el delfín de Calderón" y exsecretario de Hacienda, de acuerdo con el 94 % de las actas escrutadas.

Al reconocer su derrota, Cordero dijo que no entrará "en un batalla legal porque el partido requiere una batalla ética y debe mantener su papel de oposición para construir una alternativa".

Señaló también que casi la mitad de los panistas votaron por su propuesta, por lo que convocó a sus seguidores a continuar la lucha para recobrar los principios de esa formación política.

La participación representó el 72 % del listado de militantes del PAN en una jornada que el responsable del proceso electoral interno, Francisco Gárate, calificó como "ejemplar".

Este domingo los panistas "por primera vez eligieron a un jefe nacional por voto directo y libre" sin que se registraran mayores incidentes, afirmó.

Con estos resultados, el PAN concluye un proceso que comenzó hace tres meses para renovar su dirección nacional.

El PAN fue la principal fuerza política opositora al PRI en la segunda mitad del siglo XX, pero en las décadas de los setenta y ochenta comenzaron a aflorar las discrepancias con la incorporación empresarios decepcionados del PRI y chocaron por su pragmatismo con los sectores más doctrinarios.

En 1988, el PAN estableció un apoyo crítico a los Gobiernos del PRI y en 1989 ganó por primera vez un estado y en el año 2000 llegó a la residencia presidencial de Los Pinos.

Actualmente, el Partido Acción Nacional se enfrenta al desafío de calar nuevamente entre la ciudadanía para recuperar el poder en 2018 y ejercer una oposición con voz propia en las decisiones clave de México.

En la agenda inmediata está la definición de las leyes reglamentarias que permitirán la puesta en marcha de las reformas en materia de telecomunicaciones y energía, consideradas fundamentales para impulsar la competencia y el crecimiento económico del país.