• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Macri: "No puede haber jueces militantes de ningún partido"

Mauricio Macri, presidente de Argentina / Captura

Mauricio Macri, presidente de Argentina / Captura

El ex gobernador de Buenos Aires prestó juramento ante el Congreso como nuevo presidente de Argentina. En la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, el titular provisional del Senado y quien ha ejercido la Presidencia durante las últimas doce horas, Federico Pinedo, le entregará el bastón de mando y la banda presidencial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El recién electo presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue enfático en muchos de los puntos que expuso durante su discurso de toma de posesión, en la sede del Congreso. “Este gobierno va a combatir la corrupción”, ratificó.

Luego de los aplausos pronunciados de las personas que se encontraban en la sede parlamentaria, entre los que figuraban mandatarios como Michelle Bachelet, Juan Manuel Santos, Evo Morales y Rafael Correa, el exgobernador de Buenas Aires aseguró que una de las tareas será “limpiar al gabinete de la burocracia” para que el país pueda resolver problemas como la pobreza y el narcotráfico.

“Hemos vencido la prepotencia y el enfrentamiento inútil. Esos nos alegra porque así lograremos defender nuestra libertad”, declaro el recién presidente del país suramericano, quien recibió la imposición por parte de la vicepresidenta de la República de Argentina, debido a que la exmandataria Cristina Fernández no asistió.

Macri aprovechó para refrescar todas sus propuestas anunciadas en su campaña: pobreza cero, unión de los argentinos y la creación de nuevos empleos fueron el cuerpo principal de sus primeras palabras como mandatario nacional.

“Cuento con ustedes para gobernar, porque sabemos que no somos infalibles. Tenemos un compromiso y cuando uno más hace menos se equivoca. Vamos Argentina”, concluyó el mandatario.

Macri se dirigió a la Casa Rosada, sede la presidencia de Argentina, acompañado de sus seguidores. 

Justicia independiente

Macri expresó su total apoyo a la justicia independiente.

“No habrá juicios macristas, no puede haber jueces militantes de ningún partido”, ratificó.

A su juicio, es necesario superar el tiempo de la confrontación.

“Aspiramos a un nacionalismo más sano que no se logra con la demonizacion del otro.

El verdadero por el país es respeto por toda su gente”, dijo.

La ley debe ser respetada, agregó Macri: “Una cosa es tener distintas visiones, otras avasallar instituciones con proyectos personalistas”.

Considera que hay que acabar con el autoritarismo, que es el intento de limitar la libertad de las ideas y de las personas.